Sin test, otra unidad MGU-K y el dorsal trasero entre novedades en reglamento

Agencia EFE
EFE

Madrid, 11 mar (EFE).- La supresión de las sesiones de test, la posibilidad de emplear una unidad más de MGU-K, el dorsal trasero en los vehículos y la vuelta de la bandera a cuadros son algunas de las novedades en el reglamento de la Fórmula Uno para la temporada 2020 que comenzará este fin de semana.

Además, las sanciones por adelantarse en la salida serán menos leves y los pilotos no titulares podrán obtener hasta diez puntos adicionales para la superlicencia.

UNA UNIDAD MÁS DE MGU-K

Entre las novedades del reglamento deportivo para 2020 destaca que los equipos podrán utilizar una unidad más del MGU-K (uno de los elementos del sistema de recuperación energía) para tratar de compensar la exigencias de un calendario con más carreras.

PUNTOS PARA LA SUPERLICENCIA

Asimismo, este año los pilotos no titulares que intervengan en las sesiones libres obtendrán puntos adicionales para la superlicencia que se exige para poder competir en un gran premio. Así, todo piloto que complete un mínimo de 100 kilómetros durante una sesión libre recibirá un punto adicional de la Superlicencia con la condición de que no cometa una infracción. Los pilotos podrán acumular un máximo diez puntos por año.

SIN TEST DURANTE LA TEMPORADA

En 2020 ya no habrá sesiones de test durante la temporada, como la que el año pasado hubo en Baréin y en el circuito de Barcelona-Cataluña. Sí habrá test inmediatamente después del Gran Premio de Abu Dabi, que pone punto final al certamen y en los que cada equipo tiene la obligación de contar con un piloto debutante en al menos una de las jornadas.

SANCIONES MENOS DURAS, DORSALES TRASEROS Y VUELVE LA BANDERA A CUADROS

Asimismo, en 2020 las sanciones por no acudir al pesaje o por adelantarse a la salida serán menos duras y ya no habrá que salir desde la calle de garajes en el primer caso y se aplicarán sanciones breves de tiempo en lugar de un paso por 'pit-lane' o un 'pare y siga' en el segundo.

Para evitar pinchazos, los laterales de los alerones delanteros de los monoplazas (los últimos 50 milímetros) deberán evitar piezas metálicas y usar fibra de carbono.

Este año cada monoplaza deberá llevar un dorsal en la parte trasera para facilitar la identificación de los pilotos.

Además, los tubos del sistema de frenos deberán estar fabricados por los propios equipos y no subcontratados a otras empresas; se reduce de 2 litros a 250 mililitros la cantidad de combustible que puede estar fuera del depósito, y se limita al máximo el nivel de ayuda al conductor en las salidas.

Finalmente, este año regresa la bandera a cuadros para indicar en final de la carrera.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación