El tenis se mueve por los incendios en Australia: Sharapova, Kyrgios, Djokovic y Barty impulsan donaciones

LA NACION
lanacion.com

El australiano Nick Kyrgios fue el primero que impulsó una donación a favor de los afectados por los incendios en su país y logró que otros tenistas reaccionen en los últimos días: el deporte se mueve por Australia y busca la manera de conseguir los fondos para ayudar. Ayer, Maria Sharapova puso a disposición 25 mil dólares y Novak Djokovic le respondió a su mensaje en redes sociales con otros 25 mil.

"¡Vamos Australia Tennis! Podemos hacer un pre Australian Open para recaudar fondos para los afectados por los incendios", publicó Kyrgios en las primeras horas del 1° de enero. Y después sumó una promesa de donación atada a su juego: donará 200 dólares por cada ace que logre en los partidos de este mes. Su compatriota Alex de Minaur dijo que también donará por cada ace, aunque en tono de broma aclaró que no podrá igualar la cifra de Kyrgios. En este sentido, La ATP Cup anunció una donación extra de 100 dólares por cada saque, con una estimación de unos 150 mil dólares.

¿Se juega el Abierto de Australia? Djokovic consideraría aplazar el torneo por los incendios y el humo que podría afectar la salud de los jugadores

Sharapova, por su parte, inició una colecta en Twitter en la que ofreció 25 mil dólares y contó con el apoyo de Djokovic. "En enero, Australia fue mi casa durante los últimos 15 años. Ver los fuegos destruir las casas y los campos de las hermosas familias y afectar a las comunidades de animales me rompe el corazón", escribió la tenista rusa.

Ashley Barty donará todo el premio de Brisbane

La última en sumarse a las diferentes iniciativas fue la australiana Ashley Barty, la N° 1 del mundo del circuito femenino. Barty anunció que todo lo que gane Brisbane irá a parar a la Cruz Roja australiana: "El dinero de este torneo irá destinado a la causa. El tenis es sólo un juego, un deporte que practicamos. Pero en nuestra tierra hay cosas mucho más importantes ahora mismo de las que preocuparnos".

Qué leer a continuación