Tenis 2019: brillos y apagones de una temporada que ya es historia

José Luis Domínguez
lanacion.com

Federer mantuvo su vigencia; Nadal brilló en la Copa Davis y terminó como número 1, y Schwartzman se lució como el mejor argentino del año

La lucha por el número 1: Novak Djokovic dominó el ranking durante diez meses, pero Rafael Nadal le arrebató el primer puesto en el sprint final. Así, el español cerró por quinta vez una temporada como número 1 del mundo (2008, 2010, 2013, 2017 y 2019), cifra con la que igualó a Roger Federer, el propio Djokovic y Jimmy Connors, pero es el primero en conseguirlo once años después de su primer año al tope. Nadal ganó cuatro títulos (Roland Garros, US Open, Roma y Montreal) y fue finalista en Australia, además de ser la llave maestra para la consagración de España en la nueva Copa Davis. El serbio conquistó los otros dos grandes (Australia y Wimbledon), además de Madrid, París-Bercy, y Tokio, pero no le alcanzó y quedó en el segundo escalón por 840 puntos. El Big 3 continuó así su dominio hegemónico, con Federer firme en el tercer escalón, aunque lejos de los dos primeros.

El retiro y el regreso del año: el 10 de enero, el mundo de las raquetas observó con estupor cómo Andy Murray anunciaba entre lágrimas que el Abierto de Australia podía ser el último torneo de su carrera, muy afectado por dolores en la cadera. Pero el británico regresó siete meses después, y a mediados de octubre festejó en el ATP de Amberes, un título modesto pero muy significativo, el primero después de 31 meses de sequía.

El Peque en el Top 15: Diego Schwartzman redondeó otro gran año, que cerró como el número 14 del mundo. Un título (Los Cabos, sobre cemento), dos finales (Buenos Aires y Viena), cuartos de final del US Open, 40 victorias y triunfos sobre Top 10 como Kei Nishikori (6), Alexander Zverev (6), Dominic Thiem (8) y Karen Khachanov (9) conformaron una gira que ratifica la pertenencia del porteño en la elite del tenis. Además, fue distinguido en Flushing Meadows con el premio a la caballerosidad deportiva.

El escándalo de las apuestas: en una entrevista con LA NACION, Marco Trungelliti habló sobre la denuncia que hizo sobre la mafia de las apuestas en el tenis, y cómo esa situación repercutió negativamente sobre él. "Cuando me ofrecieron vender partidos pensé: 'No hay manera, esto no es lo mío, no estoy acostumbrado a estas cosas, viviría con una culpa inhumana'. Hice el reporte a la Tennis Integrity Unit. Y la TIU quiso que yo prestara testimonio en los juicios de (Federico) Coria, (Nicolás) Kicker y (Patricio) Heras. Yo no sabía que ese juicio existía. Sabía que nadie lo iba a tomar bien, pero no me dieron opción. Tuve que decir lo que me había ocurrido en 2015 frente a los tres argentinos. Fue horrible". Trungelliti se mudó a Andorra y recibió varias muestras de apoyo dentro y fuera del circuito (John McEnroe, entre otros destacados), pero le costó volver a enfocarse en su carrera.

Trungelliti realizó una denuncia que sacudió al planeta de las raquetas

Otra nota negativa: tras 14 años, Argentina sufrió tres casos de dopaje: Mateo Martínez, Franco Agamenone y Luciano Tacchi dieron positivo en un control de la ITF en un M15 en Pinamar. Tacchi fue eximido, tras comprobarse que su falta fue involuntaria.

Nuevo torneo y nuevo campeón: Córdoba se sumó a Buenos Aires como segunda plaza de un certamen ATP en nuestro país, y el estreno tuvo final feliz, con un campeón local. Juan Ignacio Londero, de Jesús María, conquistó su primer título en el circuito mayor al ganarle la final a Guido Pella por 3-6, 7-5 y 6-1; había entrado en el torneo como invitado especial y desde el puesto 69° del ranking.

El fin de un hechizo: después de cuatro finales perdidas, Guido Pella parecía ver cada vez más lejos la posibilidad de ser campeón en un ATP. Sin embargo, en San Pablo, el zurdo de Bahía Blanca quebró el maleficio al vencer al chileno Christian Garín por 7-5 y 6-3, y celebrar su primer título. A partir de ese desahogo, Pella se encaminó hacia la mejor temporada de su carrera, con otra actuación memorable en Wimbledon, donde trepó hasta los cuartos de final con victorias sobre especialistas en césped como Milos Raonic y Kevin Anderson.

Horacio Zeballos, histórico: el zurdo marplatense se convirtió en el primer argentino entre los varones en ingresar en el Top 5 de dobles. Llegó al número 3, sólo detrás de los mejores doblistas del mundo, los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah. En una temporada notable y con distintos compañeros, obtuvo dos Masters 1000 (Canadá, con Marcel Granollers, e Indian Wells, con Nikola Mektic) y el ATP Buenos Aires, junto a Machi González, y fue finalista del US Open (con Granollers), Eastbourne y Córdoba (con González) y Bastad (con Federico Delbonis).

Qué leer a continuación