Tena ensaya alineación sin Macías para el Clásico Tapatío

El Universal

GUADALAJARA, Jal., marzo 3 (EL UNIVERSAL).- Poco a poco parece despertar José Juan Macías, el hijo pródigo del Rebaño. Sus últimos dos goles le han brindado 6 de 6 puntos posibles y además, el domingo pasado, cerró su reconciliación con la tribuna rojiblanca regalándoles ese beso al escudo, enmendando errores cometidos meses atrás. Su lesión complicó en varios partidos a Luis Fernando Tena y este martes, como medida de prevención, separó a JJ Macías en el interescuadras y probó una alineación diferente. El juvenil rojiblanco trotó alrededor de la cancha con balón controlado y la mirada fija al esférico, mientras sus compañeros realizaban los ejercicios exigidos.

En el actual plantel cuentan con el personaje que se ha adueñado del Clásico Tapatío, Alexis Vega. Jugando con ello, Tena mandó al interescuadras la siguiente alineación que podría ser la titular: Antonio Rodríguez en el arco, Jesús Sánchez y Miguel Ponce por las laterales; Mier y Sepúlveda como la dupla de centrales. En la contención, el capitán Jesús Molina y el "Niño Maravilla", Fernando Beltrán. En la delantera modificó ante la ausencia de Macías; Antuna y Brizuela ubicados en los costados, Eduardo López como enganche y Alexis Vega como referente de ataque. La aparición de Macías no corre peligro para el Clásico Tapatío, pero Luis Fernando Tena no quiere que nada lo tome de sorpresa y menos ahora, que parece haber encontrado el rumbo del equipo.

Una rivalidad añeja, pero que en la tribuna ha terminado por adoptar un toque diferente y especial. Sin lugar a dudas el Clásico Tapatío se vive con la pasión a más del cien por ciento. Por ello los grupos de animación de los rojinegros del Atlas preparan un recibimiento que impulse a sus jugadores a darlo todo en el campo y, aprovechando, buscar intimidar al rival. Comienzan a circular imágenes de lo que sería un tifo, el cual estaría siendo revelado este sábado. En la imagen se puede ver a un zorro acompañado de cartas y lo que parece ser un vaso lleno de licor. Además, se tiene prevista una caravana previa al encuentro, el mismo sábado, donde la afición rojinegra buscará vivir el partido desde antes del silbatazo inicial.


Qué leer a continuación