Más tecnología para evitar las polémicas arbitrales

Agencia EFE

Trondheim (Noruega), 9 ene (EFE).- El Europeo que arrancará esta tarde en Suecia, Austria y Noruega no dará pie a polémicas, como la vivida en los últimos segundos de la final del Mundial femenino que enfrentó a España y los Países Bajos, gracias al profuso uso de la tecnología.

A diferencia de lo que les pasó hace apenas unas semanas en Japón, las colegidas francesas Charlotte y Julie Bonaventura, también presentes en la cita continental, contarán en esta ocasión con la posibilidad de revisar las imágenes del partido sobre la propia pista, gracias a la "repetición instantánea".

La posibilidad de usar o no las imágenes es una potestad exclusiva de los colegiados y serán éstos los que decidan si es necesario recurrir al visionado de las imágenes o no.

Una tecnología a la que se sumará la de "línea de gol" que permitirá a los árbitros comprobar, gracias a las cámaras instaladas en la portería, si el balón ha traspasado o no la línea de gol y en el momento exacto en el que lo ha hecho, lo que servirá para determinar si estaba dentro del tiempo reglamentario o no.

El mismo cometido que tendrán las "luces de gol", un sistema de iluminación LED instalado en el interior de las porterías que se encenderá con la finalización de cada período, así como con el inicio de los tiempos muertos.

Pero los colegiados no serán los únicos beneficiados de la implantación de las nuevas tecnologías, ya que los delegados de la EHF contarán con la ayuda de dos cámaras instaladas en la mesa de cronometradores, que les permitirán comprobar si los cambios de jugadores se han realizado correctamente.

Por su parte los entrenadores contarán al lado de los banquillos con un pulsador para solicitar los tiempos muertos. Este sistema estará directamente conectado con el marcador oficial, que se detendrá instantáneamente al ser solicitado el tiempo muerto por lo que no se perderá ningún segundo en el trámite.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación