Tarpíschev: "En casa, en Madrid, España es favorita"

Agencia EFE

Moscú, 11 nov (EFE).- El legendario capitán del tenis ruso, Shamil Tarpíschev, aseguró que, al jugar en casa, en Madrid, "España es favorita" a la victoria en las finales de la Copa Davis, donde se enfrentará a Rusia en la primera fase.

"Por supuesto, en casa, en Madrid, España es favorita. Y puedo explicar por qué: los tenistas españoles son más rápidos y tienen más aguante que los jugadores de otros países", comentó a Efe Tarpíschev en el centro de tenis Olimpíets (Olímpico) de Moscú.

Aunque consideró que el hecho de que Madrid se encuentre, prácticamente, en una zona de "media montaña" con respecto al nivel del mar, hace que "la pelota corra más rápido", lo que también da opciones a otros equipos.

Tarpíschev, el capitán más longevo de la historia del tenis mundial, no se atrevió a opinar sobre el estado físico del número uno del equipo español, Rafael Nadal, más aún cuando hay "muchos rumores" sobre su lesión después de que éste abandonara en las semifinales de París.

"Prefiero ver los partidos (que leer la prensa) para saber si un jugador está en forma o no. Eso da mucha más información. De hecho, antes de los partidos no leo nada para ser más objetivo en mis análisis", señaló.

Eso sí, sugirió que la pausa que Nadal se tomó antes de París, tiempo que aprovechó para contraer matrimonio, "era consecuencia de una lesión".

"Me gustaría que todos los jugadores llegaran en forma. Entonces, será una auténtica fiesta. Sea como sea, para los tenistas 'top' lo que tendrá una gran importancia será el torneo final de la temporada (Masters)", subrayó.

Y es que recordó que el resto de tenistas que tomen parte en la Davis tendrán "diez días" para preparar el torneo.

Evitó hablar del "grupo de la muerte", como ya es conocido el que incluye a España, el anfitrión; Croacia, el actual campeón, y a Rusia, campeona de la Davis en 2002 y 2006.

"¿De la muerte de quién hablamos? Veremos. Es deporte. Quien llegue en mejores condiciones, así será el resultado. Nosotros no vemos ganar como una obligación. Yo exijo a los jugadores un buen juego, entonces llegarán los resultados", señaló.

Tarpíschev, que fue nombrado capitán soviético allá por 1974, cargo que ha ejercido desde entonces con un paréntesis de tres años (1994-97), se mostró convencido de que Rusia tiene "el mejor equipo" desde la victoria en la Davis hace trece años con Marat Safin como estrella.

"Tenemos un equipo muy bueno. Lo único que no podemos prever es cómo llegará Daniil Medvédev tras jugar el último torneo de la temporada, ya que es muy complicado desde el punto de vista psicológico jugar contra los mejores tenistas del planeta. Su estado físico dependerá de cómo acabe el torneo. Pronosticar eso es muy complicado", apuntó.

No considera una sorpresa los resultados del número uno ruso en los últimos meses, lo que incluye cuatro títulos y alcanzar la final del Abierto de EEUU ante Nadal.

"Para mí era algo esperado que Daniil explotara definitivamente esta temporada. Pero aún no se ha formado del todo como tenista. Aún puede jugar mejor", señaló.

En cuanto a la derrota ante Nadal en EEUU, aseguró que "ganar siempre es mejor que perder", pero que la clave es "cómo se asume esa derrota".

"Medvédev es una de esas personas a la que no se le suben los humos a la cabeza. Saca conclusiones y sigue adelante. Esa es su ventaja", apuntó.

También confesó que llegó a un acuerdo con Medvédev para que renunciara a la Copa del Kremlin tras disputar seis finales consecutivas y ser considerado el mejor jugador de la segunda parte de la temporada en el circuito masculino.

"Hablamos de ello, ya que yo no soy partidario de hacer sufrir a los jugadores sólo para lograr buenos resultados. Para nosotros lo importante es proteger al jugador. El tenista es la figura principal y nosotros estamos a su servicio", explicó.

Reconoce que punto débil de su equipo es el doble, conformado por Khachánov y Rublev, que, aunque han alcanzado alguna final este año, juegan como individuos y no como pareja. "La que formaban Káfelnikov y Safin era más fuerte", indicó.

"Lo ideal sería que todo el equipo llegara en buen estado. Aunque tengamos problemas con el doble, con los individuales podemos lograr todo lo que nos propongamos. La clave será el estado de los jugadores. No nos planteamos ganar o perder. Venimos a jugar y a jugar bien", señaló.

Ignacio Ortega

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación