Tapia, Messi y el rol de los medios

Chiqui Tapia pronunció su opinión y dio a entender que pretende que las pérdidas de categoría sean por lo realizado en una temporada.

Chiqui Tapia asumió como nuevo presidente de la Asociación del Fútbol Argentino y fue consultado por el tema del momento. Lionel Messi recibió cuatro fechas de suspensión porque FIFA actuó de oficio ante las diferentes imágenes que brindó la televisión oficial.

En su primer discurso, después de su asunción, se inclinó hacia su derecha, fijó la mirada en la pequeña tribuna del predio de Ezeiza y le pidió a "ustedes" colaboración para la Selección argentina. ¿Quiénes son "ustedes"? Tapia se refería a los periodistas que allí estaban presentes, ubicados en ese sector, en una especie de representación de la totalidad de los medios que cubren la actividad del equipo nacional argentino. 

Es cierto que la sanción sobre Messi cayó directamente por la innumerable cantidad de cámaras tomando al astro cuando fue a encarar sin taparse la boca al línea. En ese sentido, Tapia pide colaboración. Es decir, que la televisión no facilite esas imágenes en medio de una transmisión oficial. Es decir, que el director de cámaras o los camarógrafos hagan mal su trabajo. Y, además, es decir, que el público no reciba aquellas tomas con Messi siendo lo que muchas veces le reclamaron: ese argentino temperamental rebelándose ante la autoridad. 

Ante la reacción de Messi, el flamante principal dirigente del fútbol argentino miró al costado y pidió colaboración. Miró al costado para repartir culpas. Y, aunque suene metafórico, miró hacia el costado cada vez que le preguntaron sobre ese tema, responsabilizando a un sector desinteresado en los resultados.