Técnico es despedido por ser extorsionado con video sexual

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 12 (EL UNIVERSAL).- El pasado 7 de enero en redes sociales, salió a la luz un video en donde se ve al técnico del Málaga, Víctor Sánchez del Amo, en calzoncillos, para después despojarse de estos.

Como respuesta, el entrenador manifestó públicamente lo siguiente: "Quiero informar que estoy siendo objeto de un delito contra mi intimidad con acoso y extorsión. El asunto está en manos de la policía y me encomiendo a seguir sus instrucciones".

Esto ocasionó que días después fuera despedido del club de la segunda división de España. "El Málaga ha realizado sus mejores esfuerzos para poder resolver de manera amistosa la situación existente a través de intensas negociaciones con Víctor Sánchez del Amo. Sin embargo, a pesar de los continuos e incesantes esfuerzos realizados, no ha sido posible llegar a una separación amistosa. […] MCF ha decidido despedir a Víctor Sánchez del Amo basado en causas disciplinarias […] considerando los graves daños causados a la institución por los recientes eventos extra-deportivos".

Ante esto, el técnico, dio, por las redes sociales, su postura. "Ante el despido del que hemos sido objeto mi equipo técnico y yo por parte del Málaga CF SAD quiero manifestar nuestra más absoluta disconformidad con la resolución unilateral de nuestras relaciones laborales efectuada por la dirección del Málaga", escribió.

"Nos entristece que no se nos permita continuar en la lucha deportiva junto a jugadores, resto de técnicos, empleados del club y afición, en definitiva junto a toda la Familia Malaguista, que nos ha acogido como a uno más, y a la que siempre estaremos agradecidos y llevaremos en nuestros corazones. Igualmente deseamos toda la suerte del mundo a los compañeros del nuevo equipo técnico. Así mismo quiero aprovechar este comunicado para manifestar que el delito de extorsión y violación del derecho a la intimidad del que he sido víctima está siendo investigado por el Cuerpo Nacional de Policía a través del Grupo de Ciberdelincuencia, al tratarse de la captación no consentida de unas imágenes de mi ámbito privado que posteriormente fueron difundidas ante mi negativa a abonar una cantidad de dinero. De todo corazón, quiero dar las gracias a todos los apoyos recibidos en estos difíciles días y por las muestras de cariño hacia mi familia y hacia mí. Por último, y con el ánimo de no interferir en el partido del Málaga del próximo martes...".

Qué leer a continuación