Copa Sudamericana. Táchira ahogó en la última jugada el festejo de Central

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El uruguayo Zabala, una de las piezas fijas de Rosario Central en el esquema del Kily González
Twitter @RosarioCentral

Un viaje complejo, entre las ausencias y la falta de refuerzos. Un rival que hizo de la cancha de Pueblo Nuevo, en San Cristóbal, una fortaleza. Un desarrollo incómodo y un desenlace pleno de emociones. Deportivo Táchira y Rosario Central empataron 2-2 y definirán la llave de octavos de final de la Copa Sudamericana el jueves, a las 21.30, en el Gigante de Arroyito. Una igualdad que le deja un sabor agridulce a los canallas, que después de ser dominados en el segundo tiempo lograron una ventaja que parecía irreversible, pero los venezolanos establecieron el resultado final en la última acción del partido.

Un comienzo sin estudios, sin preámbulos, y con dos posturas definidas. Rosario Central con la intención de progresar a través del juego asociado, mientras que el conjunto venezolano se enseñó veloz para salir en contraataque, apenas cortaba en la mitad de la cancha. La velocidad del panameño Freddy Góndola, el argumento más efectivo. Los canallas, con un remate de Gastón Ávila que atrapó el arquero Cristopher Varela, presentaron credenciales en el área rival; un cabezazo de Marco Ruben, después de un pase de Lautaro Blanco, demostró que a pesar de la ausencia de Emiliano Vecchio -lesionado- tenía los elementos para lastimar.

Agazapado, Deportivo Táchira esperó los errores que provocaba un desparejo campo de juego para trasladar con justeza y expuso las razones que lo impusieron como un conjunto con alto poder de fuego en la Copa Libertadores, donde quedó eliminado de la etapa de grupos por diferencia de goles. Góndola hizo trabajar a Juan Pablo Romero, el juvenil arquero que reemplaza a Jorge Broun, que no viajó por un cuadro de gastroenteritis y ayer dio positivo de Covid-19. Y cuando el guardavalla no logró cubrir, el poste devolvió el remate de Zalzman.

Luciano Ferreyra, autor del primer gol de Rosario Central en Venezuela; los canallas igualaron 2-2 y buscarán definir la serie el jueves en el Gigante de Arroyito
Twitter @RosarioCentral


Luciano Ferreyra, autor del primer gol de Rosario Central en Venezuela; los canallas igualaron 2-2 y buscarán definir la serie el jueves en el Gigante de Arroyito (Twitter @RosarioCentral/)

Cuando Táchira se acomodó y empezó a controlar el desarrollo, los canallas se reactivaron con un tiro de media distancia de Zabala que exigió a Varela y en la siguiente acción de riesgo convirtieron mediante Luciano Ferreyra. Ávila avanzó y con espacio sacó un fortísimo remate que el guardavalla no logró atrapar; el rebote largo lo capturó el juvenil volante para dar la estocada.

No se sintió golpeado Táchira, que respondió con una jugada de pelota detenida en la que Trejo, en dos oportunidades en la misma acción, no pudo anotar: Romero le ahogó el festejo en primera instancia y luego, sin ángulo, el volante no tuvo puntería. En el ida y vuelta, Rosario Central, que no logró habilitar a Milton Caraglio -el delantero que se desvinculó de Atlas para retornar al club-, demostró el crecimiento que tuvo el ciclo del Kily González: de un comienzo dubitativo y con cuestionamientos, a un presente con respaldo.

A puro reflejo, Romero volvió a enseñar sus condiciones y tras la brillante atajada el entrenador Juan Tolisano apostó por el desequilibrio de Uribe para oxigenar el ataque venezolano. Las acciones de pelota detenida pusieron en aprieto a Rosario Central y por esa vía, Granados logró empatar, tras una salida en falso del guardavalla canalla.

La inactividad de Rosario Central, que no jugaba oficialmente desde el 26 de mayo, y el rodaje de Táchira -seis partidos invictos en el torneo local, con cuatro triunfos y dos empates- quedó en evidencia a partir del cuarto de hora del segundo tiempo: los canallas dejaron de manejar la pelota y los locales, con el juego aéreo, abrían grietas entre los centrales Facundo Almada y Ávila, que fue reemplazado por Nicolás Ferreyra.

Gastón Ávila, el zaguero participó en el primer gol canalla y luego fue reemplazado por Nicolás Ferreyra
Twitter @RosarioCentral


Gastón Ávila, el zaguero participó en el primer gol canalla y luego fue reemplazado por Nicolás Ferreyra (Twitter @RosarioCentral/)

Con el mexicano Lucas Martínez Dupuy y Alan Marinelli, el Kily agotó las ventanas de modificaciones. Juventud y velocidad por la experiencia que le entregaban el capitán Ruben y Lucas Gamba, que llegó “tocado” al partido. En la primera acción, Marinelli tuvo la oportunidad para desequilibrar el resultado. Luego, con un remate de media distancia, el atacante volvió a exigir.

Se iban consumiendo los minutos entre imprecisiones. Táchira se quedó sin explosión y Rosario Central empezó a contentarse con el resultado para definir la serie en el Gigante de Arroyito. Pero Marinelli tenía otra partitura, tomó nota de una desinteligencia de los zagueros centrales y con un derechazo cruzado firmó la ventaja canalla. Y cuando el festejo parecía rosarino, Duglar Angarita, de cabeza, en el último minuto, estampó el 2-2 y dejó la llave abierta rumbo al jueves. .

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.