El coronavirus pone en cuarentena el gran momento del boxeo olímpico español

Agencia EFE
EFE

Redacción deportes, 16 mar (EFE).- La suspensión de los Preolímpicos Europeos de boxeo debido a la epidemia del coronavirus toma al equipo español en un gran momento, con dos plazas ya aseguradas para Tokio 2020, las logradas por Gabriel Escobar y José Quiles, y con previsión de añadir más y llevar a la cita olímpica la mayor representación desde Barcelona 92, a la que acudieron siete, con cinco invitaciones por anfitriones.

El Comité Olímpico Internacional (COI), organizador del boxeo olímpico en lugar de la Federación Internacional (AIBA) ya que esta no cumplía “del todo la Carta Olímpica y su código ético”, decidió detener la competición que se está celebrando en Londres desde el pasado sábado. Como ya se hiciera con otras competiciones en el Reino Unido como la Premier League.

La noticia se hizo oficial en una tarde que acabó siendo de gran importancia en el boxeo español. La Federación Española de Boxeo (FeBoxeo) preveía antes de viajar lograr entre dos y cuatro plazas. Y el mínimo se cumplió en las primeras oportunidades que tuvieron los púgiles.

El primero que no falló fue Gabriel Escobar. El vigente campeón de Europa cumplió con los pronósticos y se impuso de principio a fin al ucraniano Dmytro Zamotayev en una pelea en la que dejó el centro del ring a su rival, consciente de que a pesar de eso su velocidad de movimientos le haría dueño de la pelea. Combinaciones rapidísimas. Tres, cuatro o cinco golpes y se salía de la distancia en la que el ucraniano le podía hacer daño con unas esquivas curvas muy trabajadas.

Aunque la confianza del español en su nivel le hizo llevarse algún golpe más del necesario, pero se gustó. Era su momento y lo expresaba en su rostro y en su boxeo. La pelea acabó y la mente del español ya voló a Tokio. Ni un segundo tardó en llegar. Lo celebró con rabia y con una sonrisa consciente de la importancia de lo que había conseguido.

Casi sin tiempo para celebrar fue turno para José Quiles, que se impuso al albanés Krenar Zeneli en una pelea muy ajustada, que venció por decisión dividida tras un último asalto a su favor que fue clave ya que la contienda llegó empatada a los tres minutos finales, y logró así la segunda plaza de España para los Juegos Olímpicos de Tokio tras la lograda por Escobar minutos antes.

Felipe Martínez, presidente de la FeBoxeo, habló con EFE tras conseguir las dos plazas en Tokio 2020 y se mostró exultante: “Es inexplicable lo que se siente. Hemos sufrido mucho, no tengo palabras. Además es de momento, porque tenemos muchas más posibilidades con los que nos quedan por boxear. Sin embargo, estos dos chicos que lo han logrado ya llevamos con ellos desde las categorías inferiores, yo pude entrenarlos incluso antes de llegar a la presidencia, y de verdad que no tengo palabras. Era algo impensable hace unos años”, declaró.

España estaba al alza y Youba Sissokho no quería ser menos. El mallorquín necesitaba dar un paso más para estar en sus segundas olimpiadas, ya estuvo en Rio 2016, y se enfrentó al ruso Andrei Zamkovoi, actual campeón mundial y segundo cabeza de serie de su categoría (-68 kg).

El púgil español realizó una pelea de mérito en la que incluso llegó a hacer un corte a su rival en la nariz en los últimos compases, pero el árbitro principal no detuvo la contienda y finalmente Sissokho perdió por decisión dividida.

El turno de la mañana lo abrió María Cáceres frente a la cabeza de serie, campeona de Europa y plata en el último Campeonato del Mundo, la turca Buse Naz Çakiroglu, que demostró un aplomo sobre el cuadrilátero conforme a la gran experiencia que atesora. La española lo intentó, pero la diferencia fue muy grande y perdió, por decisión unánime, a los puntos.

El segundo y último en pelear en la sesión matutina fue un Miguel Cuadrado al que el macedonio Goce Janeski no le duró ni medio asalto. El español tiene una gran pegada y no tardó en demostrarlo. Primero una derecha recta y luego el mismo golpe seguido de un gancho de izquierda hicieron que el árbitro parase la pelea en dos ocasiones, la última para no reanudarse. Resultado que le vale para estar a otra victoria de lograr plaza para Tokio 2020.

Eso sí, tendrá que esperar debido a la citada suspensión por el coronavirus. Una circunstancia que no va a influir en los resultados obtenidos hasta el momento ya que el COI informó que estos se mantendrán de cara a los futuros Preolímpicos. Eso sí, tanto el de América, que se iba a disputar en Argentina del 26 de marzo al 3 de abril, como la repesca mundial, prevista en París (Francia) del 13 al 24 de mayo también están suspendidos.

Una noticia que le llega al boxeo español en un gran momento, tras un bajón en los últimos años, ya que vistos los resultados cosechados hasta la fecha podría haber cerrado en el torneo londinense su mejor participación desde Barcelona 92. Desde entonces, cuando recibieron cinco invitaciones y clasificaron a dos púgiles, solo habían logrado dos representantes en los Juegos Olímpicos.

Una muestra de que el boxeo español está creciendo de la mano de, precisamente, el último medallista olímpico, el seleccionador Rafa Lozano (bronce en Atlanta 96 y plata en Sídney 2000) y el toque de escuela cubana, una de las mejores en el mundo del boxeo, de Carlos Jesús Peñate, mano derecha de Lozano.

Ambas clasificaciones, y las que se esperan que lleguen, hacen presagiar que España podría mejorar en Tokio 2020, en caso de que se disputasen con normalidad los Juegos Olímpicos, el reciente diploma olímpico de Samuel Carmona en Rio 2016.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación