El Supremo argentino restituye a jueces desplazados pero en forma provisional

Agencia EFE
·2  min de lectura

Buenos Aires, 3 nov (EFE).- La Corte Suprema de Argentina resolvió este martes restituir en sus cargos, aunque en forma provisional, a dos jueces que habían sido desplazados en una decisión que despertó gran polémica en el país suramericano.

El Supremo resolvió por mayoría que los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia permanezcan como miembros de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, pero no de forma definitiva, como reclamaban los magistrados, sino hasta tanto se realice un concurso para cubrir esos cargos.

Bertuzzi y Bruglia, junto con el juez Germán Castelli, habían sido trasladados en 2018 para cubrir puestos vacantes en el tribunal de alzada por el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) sin la realización de un concurso.

La Corte, que se expedirá sobre el caso de Castelli en los próximos días, determinó que los actos ejercidos por los magistrados como miembros de la Cámara son válidos.

En su fallo, difundido por el Centro de Información Judicial, el Supremo recordó que existe un único procedimiento para designar jueces, que consiste en la selección de una terna de aspirantes por parte del Consejo de la Magistratura, la elección de un candidato por parte del Ejecutivo y el acuerdo del Senado para su designación.

Luego de que en diciembre pasado Alberto Fernández sucediera a Macri en la Presidencia argentina, el Consejo de la Magistratura -en el que el oficialismo es mayoritario- ordenó revisar las designaciones de una decena de jueces por la vía del traslado y no por concurso.

El proceso de revisión pasó entonces al Senado, instancia a la que Bruglia, Bertuzzi y Castelli no se presentaron para defender su nombramiento y los traslados quedaron suspendidos.

El presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, votó en minoría y disidencia y consideró que los desplazamientos constituyen una "vulneración manifiesta" del derecho de los jueces a permanecer en tales cargos mientras dure su buena conducta, tal como lo establece la Constitución argentina.

"La posibilidad de que una vacante en un tribunal de la Nación sea cubierta por el traslado de un juez ya nombrado en otro tribunal de la Nación ha sido validada por esta Corte y surge de una práctica institucional de más de siete décadas", alegó Rosenkrantz.

El desplazamiento de estos tres jueces generó meses atrás una fuerte polémica en Argentina ya que estos magistrados han tenido a su cargo investigaciones por presunta corrupción contra la actual vicepresidenta, Cristina Fernández.

La jefa de Estado argentina entre 2007 y 2015 se pronunció en contra de dichos jueces en diversas ocasiones.

En un acto realizado este martes, antes de que se conociera el fallo de la Corte, Alberto Fernández insistió en pedir al Parlamento que apruebe la reforma de la Justifica federal que impulsa el Ejecutivo.

En ese sentido, afirmó que su Gobierno "no busca poner jueces amigos" ni trasladarlos "de un lugar a otro" sino que "busca jueces dignos, éticos y moralmente irreprochables".

(c) Agencia EFE