Superliga: el jugador de mayor edad y el más joven, símbolos de dos épocas distintas

Alejo Villagra
lanacion.com

En el pensamiento común de la sociedad quedó arraigado el concepto de que la carrera de un jugador de fútbol es corta y que un atleta mayor de 30 años no puede seguirle el ritmo a los más jóvenes. Esto fue una realidad tiempo atrás, así también como que los juveniles debutaban en sus clubes a una edad más temprana. Pero eso fue cambiando con el correr de los años. Así como se extendió la campaña deportiva de un profesional, estos también inician sus carreras con mayor edad.

En la Superliga, esto se refleja en el promedio de edad de los deportistas que ya jugaron oficialmente, que es de 26,2. En los extremos se encuentran Cristian Lucchetti (41 años), arquero de Atlético Tucumán, y el juvenil de Estudiantes de La Plata Darío Sarmiento (16).

Lucchetti debutó en Banfield en 1996 en una victoria 3-1 frente a Boca, con 18 años, de la mano de Oscar López. El arquero se ganó la titularidad y mantuvo el puesto hasta que fue vendido a Santos Laguna de México en 2003. Ese año nació la joya de Estudiantes, Sarmiento, cuando el mendocino ya tenía siete años jugando en primera. El arquero también jugó en Boca, entre los años 2010 y 2011, y cosechó tan sólo un campeonato de Primera División: el Torneo Apertura 2009 con Banfield.

El referente de Atlético Tucumán tiene la misma edad que dos técnicos que dirigen actualmente en la Superliga y supera en años a otros cuatro. Lucchetti es mayor que el entrenador de Racing, Sebastián Becaccece (39); el de Estudiantes, Gabriel Milito (39); el de Lanús, Luis Zubeldía (39); y el flamante técnico de Huracán, Israél Damonte (38). Alexander Medina, de Talleres, y Gabriel Heinze, de Vélez, tienen 41 años al igual que el ex portero de Banfield. También comparte año de nacimiento con el DT de la selección argentina, Lionel Scaloni.

Es cierto que, en general, los guardametas extienden sus carreras deportivas unos años más que los futbolistas de campo. Algunos arqueros históricos de nuestro país se retiraron después de los 40: Ubaldo Fillol colgó los botines con esa edad, Amadeo Carrizo hizo lo propio a los 42, y Hugo Gatti con 44. Sin ir más lejos, Sebastián Bértoli decidió ponerle punto final a su trayectoria como futbolista la temporada pasada atajando para Patronato con 41 años.

Pero, en el último tiempo, otros jugadores demostraron que manteniendo una actitud profesional y cuidándose pueden mantener una vigencia prolongada. Este 2020 finalizarán una temporada más cinco jugadores con 39 años: Maximiliano Rodríguez (Newell's), Javier Gandolfi (Talleres), José Sand (Lanús), Sebastián Torrico (San Lorenzo) y Santiago Silva (Argentinos Juniors).

En el otro extremo se encuentra Sarmiento, el jugador más joven de la Superliga. El juvenil que nació en Florencio Varela disputó su primer encuentro oficial el 5 de octubre pasado en un empate 0-0 entre Estudiantes y Huracán y se convirtió en el jugador de menor edad en haber debutado en la primera del Pincha, superando a Pablo Piatti quien vistió la camiseta del club por primera vez a los 17 años. Juan Sebastián Verón, presidente de la institución platense, lo sigue muy de cerca y confía en que tendrá un gran futuro.

Pero no es el jugador más joven en debutar en el fútbol argentino. Esta proeza le pertenece a Sergio Agüero quien ingresó con 15 años, un mes y tres días en un partido donde Independiente perdió contra San Lorenzo en 2003. El que le sigue en la lista es Diego Maradona. El actual entrenador de Gimnasia de La Plata debutó en Argentinos Juniors en 1976 con 15 años, 11 meses y 20 días.

Sarmiento tampoco es el más joven en hacer su presentación oficial desde la creación de la Superliga en 2017 ya que Matías Palacios pisó por primera vez el césped del Nuevo Gasómetro en el triunfo de San Lorenzo 3-2 sobre Patronato en 2018. Tenía 16 años, cuatro meses y 11 días, dos meses menos que el jugador surgido de las inferiores de Estudiantes.

De todas maneras, el extremo zurdo de la selección sub 17 está bien acompañado en la categoría de jugadores que comenzaron sus carreras con 16 años. En ese selecto grupo figuran nombres como los de Mateo Musacchio, Javier Saviola y Pablo Aimar en River; y Leandro Paredes en Boca.

Los tiempos cambian. El alto grado de profesionalismo en el fútbol provocó que los jugadores hagan su debut promediando los 20 años, pero ahora sus carreras se extienden por encima de los 35. No es que falta talento ni tampoco que los deportistas que 'pisan' los 40 no pueden jugar más. Simplemente es lo que ocurre, Lucchetti y Sarmiento son la prueba de ello.

Qué leer a continuación