Super Bowl: Tom Brady busca defender su reinado ante la aparición de su heredero, Mahomes

LA NACION
·4  min de lectura

El quarterback de los Chiefs de Kansas, Patrick Mahomes, de 25 años, asoma como el atrevido joven talentoso destinado a tomar el protagonismo al consagradísimo Tom Brady, de 43. Pero la leyenda de los Bucaneers no se la querrá hacer tan fácil, tiene espalda para consagrarse una vez más, y reafirmar que su figura sigue vigente. El 54° Super Bowl, que se disputará el domingo próximo en Tampa, Florida, se observa como una línea divisoria de eras en la historia del fútbol americano.

Brady se resiste al retiro. El mariscal de campo más ganador de la historia sorprendió a la NFL con un regreso al Super Bowl para intentar evitar que los Chiefs logren el segundo título consecutivo en la cita más importante del fútbol americano.

Si bien esta vez no portará el uniforme de los New England Patriots, al quarterback nacido en San Mateo nunca se le puede descartar cuando se trata de gestas en un campo de fútbol americano. Su formidable carrera lo atestigua.

Con la de este domingo, Brady sumará 10 apariciones en el Super Bowl, una efectividad del 48% en sus 21 temporadas de carrera, durante las cuales ganó, por ahora, un récord de seis títulos, cifras que no alcanza prácticamente ninguna de las 32 franquicias de la NFL.

Pablo Aimar: entre Maradona, Messi, los superhéroes y los dos técnicos argentinos "influencers"

Cuando Brady marchó de los Patriots y abandonó a su mentor Bill Belichick, dio por terminada una de las mayores dinastías del deporte estadounidense. Pero lo que más sorpresas generó fue el destino que eligió para continuar su carrera: los Tampa Bay Bucaneers.

El equipo de Florida apenas colecciona un Super Bowl (2002) en su estante de trofeos, y llevaba 13 años sin pisar los playoffs, pero contaba con un cuerpo de receptores (Mike Evans, Chris Godwin, Scotty Miller) listo para explotar gracias a la precisión que todavía posee el brazo de Brady, que este año ha logrado su tercera mayor marca de touchdowns en una temporada (40).

Brady y Mahomes, los 'quarterbacks' con mayor diferencia de edad en una final, se han enfrentado por ahora en cuatro ocasiones, con dos victorias para cada uno; el desempate será en el Super Bowl

Tampa también ofrecía la seductora motivación de ser la sede del Super Bowl de 2021 y pocos consiguieron vislumbrar entonces que Brady conduciría a los 'Bucs' a ser el primer equipo en jugar la final en su propio estadio.

Los amistosos de pretemporada: Falcioni empató en Independiente y Gago ganó con Aldosivi

El choque del domingo en el Raymond James Stadium de Tampa puede ser para Brady el mayor reto de su legendaria carrera por la envergadura del equipo rival y del 'quarterback' que lo comanda: Patrick Mahomes.

A sus 25 años, el tejano ya ha ganado los premios al Jugador Más Valioso (MVP) de la temporada en 2018 y del Super Bowl que los Chiefs ganaron a los San Francisco 49ers en 2020. También ha sabido aguantar la presión hasta llegar a ser el mariscal de campo más joven en alcanzar la final en dos temporadas consecutivas.

Mahomes simboliza un cambio de época en la NFL tanto por su estilo de juego -más ágil y dinámico que Brady pero también con un poderoso pase- como por el compromiso público con causas sociales, especialmente la lucha contra el racismo.

"Admiro a Patrick por el tipo de jugador que es", afirmó Brady en una videoconferencia de prensa. "Sus compañeros adoran jugar con él, tiene mucho carisma. Ningún momento es grande para él. Siempre parece jugar a su máximo nivel cuando su equipo lo necesita".

Mahomes, que tenía seis años cuando su rival levantó su primer Super Bowl el 3 de febrero de 2002, no dudó en reconocer a Brady como el "GOAT" (las siglas en inglés de "El Más Grande de Todos los Tiempos").

"Si eres un joven atleta y practicas cualquier deporte y no admiras a gente como Brady, estás loco", zanjó Mahomes. "Son tipos que han tenido éxito año tras año. Es el tipo de grandeza a la que debes aspirar".

"Crecí viéndole jugar, sigo viéndolo y sigue en lo más alto del juego", señaló. "Va a dejar todo lo que tiene en el campo cada vez que juegue (...) Quiere ganar. Siento que yo tengo la misma mentalidad. Solo quiero ganar sin importar lo que ocurra o cómo ocurra".

Agencia AFP