El Super Bowl LV enfrentará a Mahomes y Brady en un juego de leyenda

·4  min de lectura
Nov 29, 2020; Tampa, Florida, USA; Kansas City Chiefs quarterback Patrick Mahomes (15) meets with Tampa Bay Buccaneers quarterback Tom Brady (12) following the victory at Raymond James Stadium. Mandatory Credit: Kim Klement-USA TODAY Sports
Foto: Kim Klement-USA TODAY Sports vía Reuters

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Tom Brady vs. Patrick Mahomes. Buccaneers de Tampa Bay vs. Chiefs de Kansas City, en el Super Bowl LV, a disputarse el 7 de febrero. El encuentro será en la casa de los Bucs, campeones de la Conferencia Nacional, primer equipo en pelear por el trofeo Vince Lombardi en su propio recinto, con el máximo ganador como su guía.

Para Brady, será la décima aparición en el máximo escenario de la NFL, mientras que Mahomes y los Chiefs van en busca de repetir la corona, algo que no se consigue desde los Patriots de Nueva Inglaterra (2003 y 2004), curiosamente cuando su oponente era el quarterback ganador.

Los últimos dos equipos que buscaron el bicampeonato se quedaron cortos: los Pats (Super Bowls LI y LII) y los Seahawks de Seattle (XLVIII y XLIX); ambos vivieron finales dramáticos que terminaron en derrota.

Será, además, un duelo entre el considerado mejor pasador en la historia de la NFL y el que parece su digno sucesor.

Tom Brady, quarterback de los Buccaneers de Tampa Bay, celebra con su equipo el título de la NFC el domingo 24 de enero del 2021 tras vencer a los Packers de Green Bay. Ahora los Bucs irán al Super Bowl. (AP Foto/Jeffrey Phelps)
(AP Foto/Jeffrey Phelps)

Crece la leyenda llamada Brady: lleva a los Bucs al Super Bowl

Tom Brady firmó con los Buccaneers para convertirse en el primer quarterback en disputar el Super Bowl en su estadio. Casi 10 meses después, lo logró, y volvió a hacer historia en la NFL.

En un muy apretado partido, Tampa Bay derrotó 31-26 a los Packers de Green Bay, en el Lambeau Field, para amarrar el campeonato de la Conferencia Nacional, primero para el veterano quarterback, nueve veces ganador en la Americana.

El Super Bowl LV se disputará en el Raymond James Stadium, la casa de los Buccaneers, pionero en conseguir esta muy complicada hazaña. Para Brady, será su décima aparición en febrero.

Cuando el californiano dejó Nueva Inglaterra, se dudó si iba a tener la capacidad, porque ya no tenía a Bill Belichick como su entrenador, pero Bruce Arians y una fuerte ofensiva fueron suficiente para olvidar a los Patriots de Nueva Inglaterra.

No fue una participación limpia de Tom: acertó 20 de los 36 lanzamientos para 280 yardas, tres anotaciones y la misma cantidad de intercepciones. Para Aaron Rodgers (346 yardas, tres TD's y una intercepción), fue su cuarta caída en la final de NFC.

Cuando los Packers recortaron distancia a cinco puntos —tras estar abajo por 18—, los Bucs sacaron su orgullo y le hicieron imposible la labor al pasador de Green Bay.

Todavía con sus equivocaciones, Brady se las ingenió para colocar a su equipo en zona de gol de campo (31-23, con 4:42 minutos por jugar) y obligar a los locales a ir por la anotación y la conversión de dos puntos para igualar los cartones.

Lo más que pudo conseguir Rodgers fue un gol de campo —conservadora y polémica decisión de LaFleur—, con la confianza de que su defensiva lograra detener a Tampa Bay y tener una última oportunidad. No fue así.

Así, los Buccaneers volverán al Super Bowl por primera vez desde 2003.

Kansas City Chiefs quarterback Patrick Mahomes celebrates with teammates after the AFC championship NFL football game against the Buffalo Bills, Sunday, Jan. 24, 2021, in Kansas City, Mo. The Chiefs won 38-24. (AP Photo/Charlie Riedel)
(AP Photo/Charlie Riedel)

Chiefs van por el bicampeonato

Los Chiefs de Kansas City van por el bicampeonato de la NFL, una hazaña que no se logra desde febrero de 2005.

Kansas City superó 38-24 a los Bills de Buffalo, incapaces de superar la genialidad de la mancuerna Patrick Mahomes-Andy Reid, en el Arrowhead Stadium. El próximo rival del monarca defensor será Tampa Bay, en el Super Bowl LV, a disputarse el 7 de febrero.

Mahomes, quien en la semana se recuperó de una conmoción, lució sin complicaciones físicas. El Jugador Más Valioso de 2018 se movió, corrió y lanzó con mucha destreza, como si nada le hubiera sucedido el domingo pasado. El quarterback terminó el encuentro con 325 yardas por aire (76 por ciento de efectividad) y tres anotaciones.

Su arma favorita fue el pequeño y muy veloz receptor, Tyreek Hill, al atrapar 11 envíos para 172 yardas.

No fue lo que se esperaba por parte de Buffalo, que sólo tuvo ventaja en el marcador durante el primer cuarto y se presentó en la final de la Conferencia Americana por primera vez desde 1995, tras una magnifica campaña y que sembró talento para el futuro cercano.

Los Bills entregaron todo, incluso recuperaron un balón de despeje, pero simplemente no fue suficiente. Josh Allen, su quarterback por muchos años más seguramente, lanzó para 287 yardas (58 por ciento de efectividad), dos anotaciones y una intercepción. La Bills Mafia, una de las aficiones más leales en la NFL, tendrá que esperar para la próxima temporada, que será de revancha.

Lo que ha construido Reid, alrededor de Mahomes, parece no tener límites, porque en los tres años en los que el pasador es titular para los Chiefs, son la misma cantidad de finales de conferencia y dos apariciones en febrero de manera consecutiva.

Kansas City venció en la fase regular a los Bucs (27-24), en el mismo escenario del Super Bowl LV, el Raymond James Stadium, en Tampa. Los Chiefs regresan al estado donde fueron campeones hace un año, la cálida Florida.

También debes ver:

#LordMisZapatos: Hombre humilla e insulta con groserías a policías que disolvían fiesta en CDMX

López Obrador recibe apoyo... pero también críticas tras dar positivo a covid-19

#LadyPerro: se unen para bajar a pasajera agresiva

EN VIDEO: "La cuchilla de la muerte": ¿está maldita esta obra vial de México?