Mujer y lesbiana: Katie Sowers, la primera entrenadora que será protagonista de la Superbowl

LA NACION
lanacion.com

Katie Sowers está acostumbrada a los desafíos. Y a hacer historia. Se convirtió en la segunda mujer de la historia en ser contratada como entrenadora de tiempo completo por una franquicia de la NFL, la liga estadounidense de fútbol americano. Luego, se declaró lesbiana y volvió a acaparar todas las miradas. Ahora, será la primera mujer en disputar un Super Bowl. Lo hará este fin de semana en Miami, y como asistente de los San Francisco49ers, que se medirá con los Kansas City Chiefs en el partido más importante del año.

"No importa lo que hagas en la vida. Una de las cosas más importantes es ser fiel a lo que eres. Hay muchas personas que se identifican como LGBT en la NFL, como en cualquier actividad, que no se sienten cómodas con decir en público su orientación sexual", dijo Sowers en 2017, cuando asumió su homosexualidad.

La llegada de esta mujer de 33 años al equipo californiano se dio gracias a una iniciativa de la propia NFL que favorece la diversidad entre los entrenadores: Bill Walsh Diversity Coaching Fellowship. Sowers ingresó a la liga como parte de ese programa en 2017. Antes, había trabajado con los Atlanta Falcons y había sido directora atlética de la ciudad de Kansas City, tal como figura en su biografía.

El tuit inspirador de Katie Sowers

("Si tu hija tiene el sueño de ser entrenadora de fútbol americano en la NFL, o bailarina...o jugadora profesional de fútbol...o maestra...o enfermera...o doctora...o astronauta...o hasta presidente...sólo deja que sepa esto. Ella. Puede. Hacerlo. Y ella cambiará el mundo").

Sowers dijo que le "encanta" liderar a las personas y que "tiene pasión por el fútbol americano". En una entrevista con el San José Mercury News, Sowes agregó: "Como mujer, cuanto más me pregunten qué hago y mi respuesta sea 'soy entrenadora de fútbol', menor será el shock en las personas. Eso implicará que estamos yendo en la dirección correcta". Sowers llegó a jugar al fútbol americano profesional, pero una lesión en su cadera la obligó a retirarse en 2016.

De cara al partido del domingo en el Hard Rock Stadium de Miami, en el que volverá a hacer historia, Sowers anticipó: "Me siento como un disco rayado, pero quiero insistir en que, si bien soy la primera, lo más importante es que no seré la última y que seguiremos creciendo''. Y añadió: "Estoy esperando que alguien me diga: Esto es una broma, no sos realmente un entrenador de fútbol americano. Es una de las cosas que te pasan y tratás de aprovechar día tras día, sobre todo con lo que está pasando [en referencia al movimiento MeToo]. Una realmente disfruta el momento".

Qué leer a continuación