Suiza, la incógnita de Shaqiri en un equipo multicultural

Agencia EFE
EFE

Madrid, 03 mar (EFE).- Suiza, rival de España en la próxima edición de la Liga de Naciones, vive con la incógnita del estado de su estrella, Xherdan Shaqiri, sin minutos en el Liverpool por sus lesiones, y con una identidad marcada por un grupo multicultural que en los últimos tiempos cumple en las grandes competiciones internacionales.

El grupo liderado por el técnico bosnio Vladimir Petkovic será la tercera candidata del Grupo 4 para conseguir clasificarse para la siguiente fase del torneo. Su solvencia en anteriores campeonatos invita a erigirla como la candidata a sorprender a Alemania y a España, claros favoritos, y a Ucrania, la invitada más débil que peleara por dar la campanada.

Las últimas actuaciones de Suiza invitan al optimismo entre el cuadro helvético. En los últimos tiempos, se ha quedado a un paso de saborear rondas importantes. En la Eurocopa de Francia 2016 y en el Mundial de Rusia 2018 se quedó en la orilla de los cuartos de final después de perder en los penaltis con Polonia y 1-0 contra Suecia, respectivamente.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Esa tendencia positiva no se rompió en la anterior Liga de Naciones tras alcanzar de forma brillante las semifinales. Después de quedar campeón de un grupo en el que figuraban Bélgica e Islandia, Portugal se encargó de acabar con el sueño helvético de conseguir un título internacional. Luego, no se arrugó y logró clasificarse para la próxima Eurocopa de forma solvente en un grupo en el que compitió con selecciones como Dinamarca o Irlanda.

Petkovic es uno de los culpables de la solvencia que ha logrado su selección en los últimos cuatro años. Ha conseguido que la mezcla de nacionalidades sume para formar un equipo duro en defensa y eléctrico, imaginativo y vertical en ataque. jugadores nacidos en Albania como Xherdan Shaqiri o Granit Xhaka, en Camerún (Breel Embolo) o de origen español (Ricardo Rodríguez ) o serbio (Haris Seferovic), conviven a la perfección junto a veteranos como Stephan Lichsteiner o Yann Sommer.

Sin embargo, aunque faltan muchos meses para que se dé el pistoletazo de salida a la segunda edición de la Liga de Naciones, su principal baza, Shaqiri, no atraviesa su mejor momento. Los datos, son demoledores para el jugador del Liverpool: en los últimos 37 partidos oficiales, sólo ha acumulado 232 minutos. La causa, diferentes lesiones de las que no acaba de recuperarse.

Con Shaqiri en un buen momento, Suiza es una selección con más argumentos para firmar una buena competición. Sin él, también es combativa por un estilo marcado por la calidad de otros jugadores que también pueden presentar batalla. Los hombres de Luis Enrique tendrán que tener en cuenta a una selección que, aunque está lejos del nivel de su gran rival, Alemania, es capaz de dar la sorpresa en cualquier momento.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación