Duplantis: "Es algo que he querido desde que tenía tres años"

Agencia EFE
EFE

Redacción deportes, 8 feb (EFE).- El sueco Armand Duplantis, que este sábado ha batido en la reunión en pista de Torun (Polonia) el récord mundial de pértiga con 6,17 metros, aseguró que "es algo que he querido desde que tenía tres años".

Con tan solo veinte años, este niño prodigio del atletismo alcanzó uno de sus grandes sueños, una de las aspiraciones desde bien pequeño, cuando comenzó a practicar el salto con pértiga en el jardín de su casa familiar junto a su hermano mayor Andreas.

Duplantis ha crecido en una familia de deportistas. Su madre Helena, presente en la grada de la reunión de Torun y con la que se fundió en un intenso y emocionante abrazo tras batir el récord del francés Renaud Lavillenie, es nativa de Suecia y fue heptatleta y jugadora de voleibol, mientras que su padre Greg, fue quinto en las pruebas de selección estadounidenses para los Juegos de Atlanta 1996 en salto con pértiga.

A parte de Andreas, otro hermano, Antoine, fue elegido en la duodécima ronda de elección del pasado año por el equipo de béisbol Mets de Nueva York.

El nuevo plusmarquista, que como todas las personas presentes en la instalación estalló de alegría, luego aseguró que se trata de una "buena manera de empezar el año".

El martes estuvo a punto de batir el récord en la reunión de Dusseldorf (Alemania), pero el codo derecho se lo impidió. Esta vez derribó el listón sobre 6,17 en su primer intento al rozarlo con los muslos en la fase de ascensión, pese a lo cual explicó que le dio confianza.

"Después de ese primer intento, pensé, sólo necesito dos intentos más, y lo conseguí. Estaba muy seguro de que lo tenía", aseveró Duplantis, quien explicó que cuando se quedó solo en competición sabía que tenía que elegir bien las alturas de 'aproximación' para, "cuando estuviera listo", situar el 6,17.

El pertiguista sueco ahora tendrá una semana sin pruebas. Reaparecerá el próximo sábado en Glasgow. .

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación