La sudafricana Caster Semenya no estará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Johannesburgo, 1 jul (EFE).- La corredora sudafricana Caster Semenya, bicampeona olímpica de 800 metros, no estará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al no haber logrado la marca necesaria para clasificarse en los 5.000 metros, distancia a la que optaba por no poder correr en los 800 por la normativa sobre la testosterona.

"La fecha del 29 de junio era el plazo marcado por World Athletics (Federación Internacional de Atletismo) y era inamovible y es lo que todos seguimos", confirmó hoy a Efe Sifiso Cele, portavoz de Athletics South Africa (ASA), la federación local de atletismo.

La atleta sudafricana disputó su última carrera oficial este mismo miércoles en Liege (Bélgica), donde acabó cuarta con un tiempo de 15 minutos, 50 segundos y 12 milésimas (lejos de la marca de acceso olímpico, que estaba en 15 minutos y 10 segundos).

Pero incluso si hubiera logrado el tiempo en esa cita, el plazo de calificación había expirado la víspera.

El portavoz de ASA indicó a Efe que, mucho antes del plazo, consultó a World Athletics sobre las posibilidades de flexibilización de los plazos de clasificación -dada la inestable situación generada por la pandemia de covid-19-, pero el organismo internacional informó de que se mantendría el 29 de junio como fecha final.

LA BATALLA LEGAL POR LAS NORMAS SOBRE LA TESTOSTERONA

Semenya, de 30 años y considerada una heroína en su país, optó este año por intentar cambiar su perfil de corredora y adaptarse a competir en pruebas de 5.000 metros.

"Tuvimos que mirar si podía hacer 200 metros durante los próximos cinco años. (La decisión) no iba a nuestro favor (...). Me hago mayor, tengo miedo de desgarrar mis músculos", afirmó en abril pasado la deportista.

Su especialidad eran los 800 metros -distancia en la que es doble campeona olímpica y triple mundial-, pero competir en esas pruebas actualmente no le es posible sin medicarse.

Desde 2019, World Athletics impone una polémica normativa que obliga a las atletas a mantener sus niveles de testosterona por debajo de los 5 nanomoles por litro durante un periodo continuado de al menos seis meses si quieren competir en pruebas de entre 400 metros y una milla (unos 1.600 metros).

Semenya, que es probablemente a nivel mundial el caso más conocido de una atleta con hiperandrogenismo, produce de manera natural una cantidad de testosterona superior a esos niveles.

Por este motivo, la sudafricana mantiene desde hace tres años una dura pugna legal con World Athletics, organización a la que acusa de imponer unas reglas discriminatorias, antiéticas por obligar a personas sanas a tomar medicación y que violan los derechos humanos.

Pese a la polémica normativa y el respaldo incondicional que la atleta recibe desde su país y su continente, Semenya ya perdió un proceso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y un recurso posterior ante la Justicia ordinaria de Suiza (país donde tiene su sede el TAS).

En febrero pasado inició un nuevo intento de tumbar la normativa al presentar su caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.