Subió y bajó el Aconcagua en 20 horas y es nuevo récord mundial femenino

LA NACION
lanacion.com

"No hay momentos perfectos para estar listos, a veces solo debemos atrevernos a saltar e intentar lo que alguna vez imaginamos". Con esta frase, la montañista ecuatoriana Daniela Sandoval demostró que se puede: se convirtió en el nuevo récord femenino mundial en hacer cumbre en el Aconcagua, en Mendoza, a unos 6962 metros de altura sobre el nivel del mar. La experimentada deportista, de 27 años, se alzó con todos los laureles al subir y bajar el Coloso de América en menos de un día.

Se trató de un desafío extremo y una travesía impactante, monitoreada paso a paso por la revista online "Cumbre", encargada de dar a conocer el resultado: 20 horas 17 minutos. Una cifra que "Dani", como la llaman sus amigos y colegas, jamás se borrará de su mente. Claro, atrás dejó la marca de su colega brasileña Fernanda Maciel, quien en febrero de 2016 había logrado el ascenso y el descenso en 22 horas y 52 minutos.

La ecuatoriana partió desde la base operativa de Horcones a la una de la madrugada, tocó la cumbre a las 13.36 y a las 21.17 ya estaba de nuevo en el campamento.

"Visiblemente emocionada y a la vez exhausta, Daniela fue recibida con aplausos y felicitaciones por parte del personal apostado en Horcones", indicaron los primeros reportes, recordando que días atrás Sandoval intentó en dos oportunidades llegar a la cima, pero tuvo que desistir unos 300 metros antes por las condiciones climáticas adversas.

Durante todo el trayecto, Sadoval contó con la asistencia de su compatriota Nicolás Miranda, quien el año pasado rompió el récord de ascenso en el Aconcagua en la ruta 360°. Ambos llegaron a la provincia a mediados de mes para aclimatarse y pertenecen al equipo "Ecuador más cerca del sol".

La sorpresa fue notable entre los guardaparques y trabajadores del Parque Provincial Aconcagua, quienes aseguran que en condiciones normales, llegar a la cumbre de la cima del continente puede tardar unos 15 días. La hazaña de "Dani" quedó certificada en un acta, por lo que ya tiene en su poder el registro mundial.

"¿Por qué hago esto? Por esos segundos de inmensa felicidad que nos puede regalar la montaña. Hay personas que nos inspiran y nos motivan a cumplir sueños. Desde el Techo de América esto es para Ecuador, el país que me ha dado la fuerza para salir a buscar sueños. Es aquí donde llore, grite, es aquí donde se siente felicidad pura. Cumbre Aconcagua 30/01/2018", reza el último mensaje que Dani dejó en su perfil de Facebook para todos sus seguidores, quien a su vez es un férrea defensora de los derechos de la mujer y activa militante contra la violencia de género. Además de su amor por la montaña, Daniela también hace ciclismo, corre maratones y disfruta de viajar con amigos.

Todos su allegados la llenaron de mensajes para felicitarla por la nueva hazaña en el cerro más alto del continente.

Qué leer a continuación