Stroll casi atropella a dos comisarios en Imola: ¿qué salió mal?

Christian Nimmervoll
·2  min de lectura

Tras el Gran Premio de Emilia Romagna del pasado domingo en Imola, surgieron en redes sociales fragmentos de videos que generaron un amplio debate. En las imágenes se podía ver que había comisarios moviéndose por la pista mientras l pasaban a su lado.

Los tres primeros redujeron la velocidad, pero el fuerte ritmo del canadiense de Racing Point supuso una grave situación peligrosa.

Primero, el director de carrera de la FIA, Michael Masi, sacó el coche de seguridad a la pista por el abandono de  también acabó contra el muro, y los comisarios tuvieron que limpiar la pista, lo que provocó un nuevo retraso.

Hacia el final del periodo del coche de seguridad, apareció el comando habitual "Los coches con vueltas perdidas pueden adelantar", lo que significa que se permitió que los pilotos doblados recuperaran la vuelta respecto al líder. La Fórmula 1 quiere que los pilotos doblados no se cuelen entre los que van delante y el reinicio de carrera se vea mezclado por esa situación.

Romain Grosjean fueron los primeros cuatro pilotos que pasaron junto a Bernd Mayländer, piloto del Safety Car. Grosjean advirtió: "Es un poco peligroso dejar a los comisarios ahí", y Vettel también envió un mensaje de advertencia por radio cuando pasó por ese punto.

Oficial se cruza la pista por el frente del coche de Sergio Pérez

Oficial se cruza la pista por el frente del coche de Sergio Pérez<span class="copyright">Evgeniy Safronov</span>
Oficial se cruza la pista por el frente del coche de Sergio PérezEvgeniy Safronov

Evgeniy Safronov

La seguridad de los comisarios tiene "máxima prioridad" para la FIA, como señalan en la respuesta: "Dirección de carrera fue consciente del problema y ahora está evaluando si los procedimientos que están actualmente planificados se pueden cambiar para mejorar aún más la protección de los comisarios y reducir la probabilidad de que vuela a ocurrir".

Sin embargo, la FIA deja sin contestar las preguntas específicas sobre si dirección de carrera sabía en el momento del incidente que los comisarios todavía estaban en la pista y quién violó exactamente los protocolos de seguridad (porque, si eso no hubiera ocurrido, presumiblemente no habría llegado a eso).

Una cosa está clara: algo se hizo mal, y no puede volver a ocurrir.