Stephen Curry: los 23 puntos y las jugadas imposibles del astro en su regreso a la NBA

LA NACION
lanacion.com

Con 23 puntos y su espectacular repertorio de pases imposibles y triples de larga distancia, el regreso de Stephen Curry a las canchas reactivó el jueves a unos Golden State Warriors que sin éxito lucharon hasta el último minuto para evitar la derrota ante Toronto Raptors (121-113).

Cuatro meses tuvieron que esperar los aficionados del flamante Chase Center de San Francisco para ovacionar de nuevo a su ídolo Curry, pero el dos veces Jugador Más Valioso (MVP) de la liga les agradeció la espera con una eléctrica actuación de 23 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 3 triples en 27 minutos de juego.

Tras 58 partidos de baja por una fractura de su mano izquierda, Curry erró sus dos primeros lanzamientos de tres puntos, pero en el segundo cuarto abrió su cuenta con un tiro anotado entre dos defensores que le hicieron personal.

A partir de ahí Curry calentó la muñeca y protagonizó varias de esas jugadas de cuatro puntos -triple más personal- que han marcado una era en la NBA.

No estaban en la cancha por lesión Klay Thompson ni Draymond Green -los otros miembros del trío que conquistaron tres anillos para los Warriors (2015, 2017 y 2018)- pero el base logró que por momentos el Chase Center volviera a revivir la electricidad de aquellas grandes noches.

"Me sentí mejor de lo que esperaba y obviamente me hubiera gustado jugar más minutos. Esa ha sido la parte más dura, pero tengo que ajustarme al plan en este primer partido", aseguraba un Curry que no pudo completar su feliz regreso con una victoria. "Esa es nuestra temporada. Ahora estamos centrados en construir algo nuevo".

En tanto, el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, comentó: "Hay mucha energía en el pabellón, la gente está muy emocionada con tener a Steph de vuelta (...) Steph será una leyenda para siempre aquí y es muy divertido tenerlo de nuevo".

Motivados por el regreso de su estrella, que jugó con zapatillas de distinto color, los Warriors pelearon como nunca en esta temporada, en la que están hundidos en el último lugar. Damion Lee, con 23 puntos pero dos tiros libres claves fallados en los últimos segundos, y Andrew Wiggins con 16 unidades, fueron los otros motores ofensivos.

El partido llegó al minuto final con solo dos puntos de ventaja para Raptors (115-113) pero el ala-pívot camerunés Pascal Siakam se encargó de cerrar el partido con grandes dos acciones individuales. El escolta Norman Powell (37 puntos) y el base Kyle Lowry (26) lideraron el ataque canadiense.

Fue un duelo entre los dos equipos que disputaron las últimas finales de la NBA y que atraviesan por momentos muy diferentes. Mientras Toronto, el actual campeón, ha resistido a la marcha de Kawhi Leonard y a una plaga de lesiones y se mantiene en un inesperado segundo lugar de la Conferencia Este, los Warriors se vinieron abajo con la lesión de Curry y tienen un triste balance de 14 victorias y 49 derrotas.

Qué leer a continuación