Quién es Stella Kyriakides, la mayor pesadilla de AstraZeneca

M. J. Arias
·3  min de lectura

Stella Kyriakides ejerce como Comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria desde 2019. La pandemia del coronarivus la colocó hace casi un año en primera línea de la política europea. Y ahora, esta misma semana, una carta en términos muy duros dirigida a AstraZeneca la ha convertido en la peor pesadilla de la farmacéutica, que se encuentra bajo su punto de mira y sus sospechas.

Stella Kyriakides es Comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria desde 2019. (Foto: John Thys/Pool via REUTERS)
Stella Kyriakides es Comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria desde 2019. (Foto: John Thys/Pool via REUTERS)

El golpe sobre la mesa de esta psicóloga chipriota miembro del partido conservador y democristiano Democratic Rally, se produjo este fin de semana después de que AstraZeneca anunciase que no cumpliría con lo acordado con la UE en cuanto al número de vacunas y que enviaría menos de las pactadas. Kyriakides escribió una carta a la compañía exigiendo explicaciones. La respuesta no le ha convencido y en una nota de prensa publicada en la web de la Comisión Europea deja muy clara cuál es su postura en este asunto.

Frases como “este nuevo calendario no es aceptable para la Unión Europea” dan una idea del tono de su misiva y de la firmeza de Kyriakides, que exige transparencia por parte de la farmacéutica y ha llegado a insinuar que las que no llegarán a la UE y que estaban comprometidas han podido ser vendidas a terceros.

Nacida el 10 de marzo de 1956 en Nicosia, es licenciada en Psicología por la Universidad de Reading y cuenta con un máster en inadaptación infantil por la Universidad de Manchester. Madre de dos hijos, su carrera como psicóloga ha estado fuertemente unida siempre a la infancia y la lucha contra el cáncer. Fue diagnosticada por primera vez con cáncer de mama en 1996 y de nuevo en 2004.

Entre 1976 y 2006 ejerció su profesión dentro del Ministerio de Salud de Chipre en el departamento de psiquiatría del niño y del adolescente. Tras padecer cáncer se involucró directamente en la lucha contra la enfermedad y en 1999 la nombraron presidenta del Primer Movimiento contra el Cáncer de Mama de su país. También ha sido presidenta de la Coalición europea contra el cáncer de mama Europa Donna y del Comité Nacional de Estrategia contra el Cáncer del Consejo.

Su desembargo en la política se produjo en 2006 tras ser elegida diputada en las elecciones de aquel año por Nicosia como representante del partido conservador Rally Democrático, formación en la que ocupa la vicepresidencia desde hace ocho años.

En 2019 fue elegida por como Comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria. A comienzos de marzo, al ser declarada la pandemia, la presidenta Ursula von der Leyen la escogió como integrante del grupo de trabajo especial para coordinar la respuesta de la Unión Europea.

Entre la larga lista de responsabilidades que atesora en Europa debido a su cargo y que pueden consultarse en su perfil público se encuentran las del “lanzamiento del Plan europeo de lucha contra el cáncer para ayudar a mejorar la prevención y la atención del cáncer; explorar formas de garantizar que Europa tenga suficientes medicamentos asequibles para satisfacer sus necesidades y apoyar a la industria farmacéutica europea como líder mundial e innovador”.

En mayo, sabiendo la importancia que la industria farmacéutica cobraría en la lucha contra el COVID-19, declaró ante el Consejo que desde Europa “necesitamos establecer los medios para producir medicamentos dentro de la UE y garantizar que ciudadanos y hospitales puedan tener acceso a medicamentos esenciales en todo momento. Tenemos la responsabilidad colectiva de poner al paciente en el centro”.

EN VÍDEO | Bruselas presiona a AstraZeneca por los retrasos y plantea más restricciones