Los Steelers son vapuleados en casa

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- Los Browns, sin su entrenador Kevin Stefanski (contagiado de Covid-19), tundieron a los Steelers, una rivalidad divisional, en la ronda de comodines de los Playoffs.

Con un maquillado resultado de 48-37, Cleveland —que regresó a la postemporada tras 18 años— superó a Pittsburgh, desenmascarado de sus falencias, en el Heinz Field.

Con cinco regalos del balón, incluidos cuatro de Ben Roethlisberger, los que habían sido señalados como perdedores aprovecharon para colarse a la ronda divisional, en la cual chocarán con Kansas City.

Baker Mayfield, en su debut en Playoffs, terminó el encuentro con 263 yardas por aire y tres pases de anotación.

Para el término del primer cuarto, el marcador estaba 28-0 a favor de los Browns. En esos 15 minutos, los Steelers regalaron el ovoide tres veces, intercambios sin intención y que terminaron en las diagonales.

En el segundo episodio, con otro regalo de Roethlisberger, Cleveland volvió a anotar, para irse al descanso 35-10, aunque en la parte complementaria, el duelo regresó a ser interesante.

Tomlin ajustó su ofensiva, suficiente para anotar 13 unidades sin respuesta y disputar el último cuarto con oportunidad para darle la vuelta a los cartones, una misión que parecía imposible minutos antes.

Pero el entrenador falló, al no querer jugársela en cuarta oportunidad y una yarda por avanzar. Tomlin mandó a los equipos especiales y permitió que Mayfield soltara su brazo; el egresado de la Universidad de Oklahoma conectó con su corredor Nick Chubb para una anotación de 40 yardas. Esa falta de agallas concluyó con las aspiraciones de Steelers y Cleveland ganó en Playoffs por primera vez en 26 años.