El Steelers-Ravens no se jugará en Thanksgiving por contagios de covid-19

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 25 nov (EFE).- La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) informó este miércoles que el partido entre los Steelers de Pittsburgh y los Ravens de Baltimore, previsto disputarse este jueves, ha sido aplazado hasta el domingo debido a los contagios de covid-19 que se han dado dentro de la plantilla del segundo equipo.

La decisión se tomó después de que el brote de covid-19 entre los Ravens empeoró y provocó una respuesta airada de los jugadores de los Steelers.

El equipo de Baltimore agregó este miércoles a tres jugadores más, los linieros ofensivos Patrick Mekari y Matt Skura y el ala defensiva Calais Campbell, a la lista de reservas/covid-19.

Los Ravens ahora tienen siete profesionales que dieron positivo o que han sido identificados como contactos cercanos, un grupo que ha sumado 2.127 jugadas en lo que va de temporada.

La NFL decidió posponer el partido porque quiere usar el resto de la semana para realizar más pruebas y rastreo de contactos. El anuncio se produjo unas 31 horas antes del inicio programado.

"Esta decisión se tomó por precaución para garantizar la salud y seguridad de los jugadores, entrenadores y personal del día del juego y en consulta con expertos médicos", informó este miércoles la NFL en un comunicado.

El brote se ha generalizado en Baltimore, donde los miembros del cuerpo técnico y el personal de apoyo de los Ravens también dieron positivo.

"Apreciamos a la NFL por su diligencia al trabajar de cerca con nosotros para asegurar el bienestar de los jugadores, entrenadores y personal de las organizaciones Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers", dijeron los Ravens en un comunicado.

Esta es la segunda vez que el calendario de los Steelers se ve afectado por covid-19.

Su partido de la Semana 4 contra los Titanes de Tennessee se trasladó a la Semana 7 debido a un brote en la organización de los Titanes.

El primer enfrentamiento de los Ravens se trasladó de la Semana 7 al descanso programado originalmente para los Steelers en la Semana 8, y el aplazamiento de la Semana 4 se convirtió en la semana de descanso de facto de Pittsburgh.

Esta vez, los Steelers pierden su semana de descanso y el partido de Acción de Gracias se traslada al domingo.

Los Steelers no recibirán aficionados para el partido del domingo porque las nuevas órdenes y advertencias del estado con respecto a los límites en las reuniones al aire libre entran en vigencia el viernes.

Solo los amigos y familiares de los jugadores y la organización podrán estar en el área de asientos para una capacidad completa en el Heinz Field de 2.500, incluidos entrenadores y jugadores.

El receptor abierto de los Steelers, JuJu Smith-Schuster, tuiteó minutos después del anuncio del miércoles, expresando su decepción, y al igual que sus compañeros considera que la liga está siendo "injusta" con el trato que les está dando por culpa de las "irresponsabilidades" de otras organizaciones.

Por su parte, el doctor Allen Sills, director médico de la NFL, se mostró optimista en cuanto al control que tienen del contagio surgido dentro de los Ravens y que estaban a un par de días de dar seguridad a la disputa del partido.

Este es el decimotercer partido que se aplaza o se cambia de fecha esta temporada debido a problemas relacionados con el coronavirus, pero es el primero desde la Semana 5.

Hace tres semanas, los 49ers de San Francisco jugaron contra los Green Bay Packers el jueves por la noche a pesar de que pusieron cuatro jugadores en la lista de reserva/covid-19.

(c) Agencia EFE