Sospechan que antigua planta de Nestlé causó cáncer a 7 niños en Ripon, California

Contributor
Yahoo Noticias

En los últimos cuatro años, al menos siete niños han sido diagnosticados con cáncer en una comunidad de California y sus padres sospechan que esto podría estar relacionado con residuos químicos de una antigua fábrica de Nestlé, encontrados en el suministro de agua potable.

“Hasta que descubramos lo que está sucediendo en esta ciudad, no nos detendremos”, dijo a la cadena CBS Kellie Prime, madre de uno de los menores enfermos en la ciudad de Ripon, donde hasta 1970 la multinacional suiza manejaba una planta descafeinadora. La ciudad tiene poco más de 14,000 habitantes.

Tommaso Trentani/Wikipedia. (CC BY-SA 4.0)
Tommaso Trentani/Wikipedia. (CC BY-SA 4.0)

En un principio, los vecinos asociaban los casos de cáncer en los niños con una torre de telefonía celular que se encontraba en el campus de una escuela primaria.

Pero ahora, después de que la torre fue retirada con éxito, los padres se están enfocando en un químico que ha sido vinculado a esta enfermedad en otras ocasiones y se encuentra presente en el suministro de agua de toda la comunidad.

Ripon es apenas una de las decenas de ciudades en Estados Unidos que lidian con la presencia de esta sustancia potencialmente dañina en el agua potable; el caso más notable es el de Flint, en Michigan.“Mi instinto me dice que hay algo aquí que está causando estos problemas”, asegura Prime.

Hasta hace casi 50 años, la ciudad fue el hogar de una planta de Nestlé que usaba tricloroetileno, o TCE, para descafeinar café. La compañía solía descargar las aguas residuales de la planta en las alcantarillas del pueblo. Recientemente, autoridades de Ripon hallaron restos de TCE en uno de los cinco pozos de agua potable.

El gobierno de la ciudad confirmó el verano pasado que los niveles de TCE alcanzaron el 90% del máximo permitido por la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA, por sus siglas en inglés) en agua potable.

Cuatro meses después, el pozo fue clausurado y las autoridades sostienen que el agua “cumple con todos los estándares establecidos”, y Nestlé alegó que durante más de 30 años ha “implementado medidas de limpieza y protección del agua para garantizar que los niveles no excedan las normas de California”.

Sin niveles seguros

Sin embargo, la científica Veena Singla de la Universidad de San Francisco, asegura que cuando se trata de productos químicos como el TCE, no hay niveles seguros de exposición.

“Las normas y pautas de agua potable que tenemos ahora tienen muchas décadas, y no tienen en cuenta la ciencia más reciente que demuestra que las mujeres embarazadas y los niños son más susceptibles al TCE”, explicó.

El químico puede migrar de los sitios industriales a las comunidades circundantes a través del suelo y el agua, e incluso puede convertirse en un vapor claro e inodoro. "Sabemos que puede causar cáncer por cualquier vía de exposición”, dijo Singla.

“Tenemos muchas más preguntas que respuestas, por lo tanto, hasta que obtengamos esas respuestas, estamos muy preocupados”, dijo por su parte Prime, quien después de ser testigo de la batalla de su hija Kylie contra el cáncer, afirma que hará cualquier cosa para evitar que otros padres experimenten el mismo dolor.

Entretanto, la junta regional del agua le ha pedido a Nestlé que realice pruebas adicionales para garantizar que los niveles de TCE se encuentren dentro de las nuevas pautas más estrictas establecidas por el estado.

"Tenemos que mostrarles que lucharemos por ellos (los niños)", enfatizó Prime.

Qué leer a continuación