Sorpresa en la vuelta del ajedrez presencial: Jorden Van Foreest supera a la élite y el fracaso de Magnus Carlsen

Pablo Ricardi
·3  min de lectura

Holanda es un país de gran tradición ajedrecística. Holandés fue el campeón mundial Max Euwe, quién reinó entre 1935 y 1937. Otro holandés, Jan Timman, fue candidato a campeón del mundo durante los noventa. Un rasgo en que Holanda desde siempre fue un país destacadísimo, es en la organización de torneos. Dos o tres torneos anuales de primer nivel es una constante en este país. El magistral de Wijk ann Zee es uno de los más reputados del mundo y distaban muchos años desde que un holandés lo ganara por última vez. Había sido el mencionado Timman en 1985. Esta edición, la 83, era muy importante porque implicaba la vuelta del ajedrez presencial en los torneos de elite, y para sorpresa de todos, fueron dos holandeses quienes empataron en el primer lugar y definieron al ganador mediante la lotería de las partidas rápidas: Anish Giri, que lideró la prueba durante la segunda mitad y parecía destinado a ganarla; y Jorden Van Foreest, un tapado (ranking 67 del mundo) que no estaba en los cálculos de nadie, y que insólitamente de adjudicó el evento.

Ajedrez. Ganar y perder: cómo influye el resultado en el amor por el juegoVan Foreest, una familia de ajedrecistas

Van Foreest tiene 21 años y viene de una familia de ajedrecistas; entre sus ancestros hay más de un campeón nacional. Su hermano menor Lucas es gran maestro como él, una rareza. Y su hermana pequeña Matcheld también es una jugadora juvenil destacada. Estos genes se hicieron manifiestos en Wijk ann Zee. Hasta ahora se lo conocía como un jugador bueno, ascendente, pero un escalón por debajo del nivel top requerido para ganar este tipo de justas. Sin embargo se mantuvo invicto durante el torneo, ganó las partidas más accesibles, y en el frenético desempate con Giri tuvo buenos nervios y la dosis de suerte necesaria. Será interesante observar su andar deportivo en adelante. Si logra entreverarse con los mejores, o si es una golondrina que apareció este verano.

El desempate entre Van Foreest y Giri

El desempate entre Van Foreest y Giri | Tata Steel Masters 2021El desempate entre Van Foreest y Giri | Tata Steel Masters 2021

Luego de empatar las dos partidas rápidas estipuladas, Van Foreest y Giri debieron recurrir al Armageddon, esto es, una única partida final en la que las blancas cuentan con 5 minutos contra 4 de las negras pero están obligadas a ganar. A Van Foreest por sorteo le tocó las negras (que suelen preferir los maestros en esta instancia) y mostró mejores nervios que su rival. En el video se puede ver que Giri vuelca las piezas en el frenesí final cuando disponía de opciones para ganar.

Carlsen defraudó

Flojísimo desempeño tuvo el campeón del mundo. No parecía que fuera a ser así en la primera ronda, cuando derrotó a Alireza Firoudza, pero a partir de allí una paralizante atonía se apoderó de él. Empató muchas partidas, perdió de manera ignominiosa con el joven ruso Esipenko, y apenas ganó dos más sobre el final para alcanzar un discreto sexto puesto. Su ranking Elo actual de 2872 bajará, y se aleja el sueño de alcanzar los 2900.

Giri y Firoudza, buenas performances, con frustración final

Giri tuvo el torneo en sus manos varias veces, pero se le escapó como arena entre los dedos. Es de esa clase de jugadores, muy sólidos y seguros, con gran conocimiento técnico, pero al que en los momentos críticos, le falta el temple adecuado para actuar con firmeza. También el iraní Alireza Firoudza, de 17 años y promesa del ajedrez mundial, perdió una gran oportunidad. Su juego tuvo altibajos durante el torneo, pero en la última ronda, si ganaba, empataba el primer puesto con los holandeses. Frente al polaco Wojtascek, tuvo varias opciones para ganar la partida, pero las desperdició todas y terminó empatando. Este chico tiene que controlar sus nervios si quiere tener una chance de ser campeón del mundo.

En suma, un ganador inesperado para un torneo que apunta a un cambio generacional en el ajedrez.