Solari elude hacer promesas irreales

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 5 (EL UNIVERSAL).- Santiago Solari no escondió su emoción por tener a un plantel completo y competitivo para lo que resta del Guardianes 2021.

El América del argentino está terminado, pero no se aventura a prometer que lo hará campeón; se lo toma con calma.

"Estoy muy contento por la forma en la que trabajan todos, en la competencia interna y es lo más importante. La voluntad, ganas de crecer y competir, son buenas para cualquier club", comentó el timonel.

Cualquier otro técnico, en cada conferencia aseguraría que el club está para coronarse. Solari no. El sudamericano ha sabido esquivar el compromiso, al menos para el Guardianes 2021.

"Tengo que remitir a que hay objetivos a corto plazo: salir a ganar en cada partido, sea de local o visitante. En los objetivos de medio y largo plazo, en el que intentaremos ser mejores, que es un proceso de trabajo y conocimiento", añadió.

Solari se alargó en enlistar cada área de la institución de Coapa. ¿Sobre coronar al América este torneo? Nada.

El argentino, quien prepara el duelo de mañana frente al Puebla, tampoco quiso involucrarse en el tema del arbitraje mexicano, que ha provocado debate en sus primeros partidos como entrenador de los azulcrema.

"Sin los árbitros no existiría el futbol y debemos tratar de ayudarlos. El VAR está recién apareciendo y es para quedarse y ayudar en muchas ocasiones. Está el factor humano y el árbitro, como los jugadores, no está exento de equivocarse. La tecnología es un apoyo para tomar las decisiones más correctas, pero siempre habrá un margen de error".