El choque terrible de un ciclista contra una señal en la Tirreno-Adriático

TresB
·3  min de lectura

Dicen que los ciclistas están hechos de otra pasta y no dejamos de ver ejemplos que lo demuestran. El último lo ha dado el corredor británico Simon Carr en la sexta etapa de la Tirreno-Adriático, en la que sufrió una caída espectacular y, aun así, se levantó y acabó cruzando la meta.

El choque contra una señal de Simon Carr en la Tirreno-Adriático. (Foto: Eurosport).
El choque contra una señal de Simon Carr en la Tirreno-Adriático. (Foto: Eurosport).

El joven ciclista del EF Education-Nippo rodaba tras un compañero en el pelotón, que iba en fila india persiguiendo a la fuga del día, cuando los corredores comenzaron a desviarse para evitar el mobiliario de la carretera (dos bolardos, una pequeña isleta y una señal que indicaba un paso de peatones). Carr no se percató de ello y, aunque pudo esquivar uno de los postes, acabó estrellándose contra la señal y salió volando chocándose posteriormente contra el asfalto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A pesar del golpe terrible y tras quedarse durante unos minutos dolorido en el suelo, el corredor se levantó, se subió a su bicicleta y siguió la marcha. Acabó cruzando la línea de meta a más de 12 minutos del ganador de la etapa, el alemán Mads Schmidt.

Horas después, Carr subía una publicación en Instagram en la que contaba cómo se encontraba tras la caída. “Terminada la etapa de la Tirreno-Adriático de hoy y todo bien. Gracias a todos los que me preguntaron tras haber visto el accidente en la televisión. Si te gusta ver a alguien chocar contra una señal a 45 kilómetros por hora, puedes deslizar el dedo hacia la izquierda para verlo”, bromeaba. “Estoy un poco magullado en el lado derecho y no voy a hacer una buena contrarreloj como era mi intención. Pero después de haber visto el choque, estoy contento de estar de vuelta en mi bicicleta relativamente bien”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo cierto es que los obstáculos no estaban debidamente indicados y no había ninguna señal o protector recubriendo los bolardos. La UCI había implementado nuevas medidas de seguridad para esta temporada después de los graves accidentes del año anterior de Fabio Jakobsen en el Tour de Polonia o de Steven Kruijswijk en Dauphiné y se ha comprometido a intensificar las inspecciones de los recorridos tras lo sucedido a Carr en la Tirreno.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Simon Carr, de 22 años, está disputando su primera temporada con el conjunto EF Education-Nippo y estaba dejando buenas sensaciones en la Tirreno-Adriático, finalizando octavo en la etapa reina que finalizó en Prato di Tivo. Es un corredor de gran futuro que el año pasado ya ganó la Clásica de Ordizia poco después de saltar a profesionales.

Simon Carr cruza la meta en la etapa reina de la Tirreno-Adriático. (Foto: Tim de Waele / Getty Images).
Simon Carr cruza la meta en la etapa reina de la Tirreno-Adriático. (Foto: Tim de Waele / Getty Images).

Más historias que te pueden interesar: