Simeone - Sampaoli, segundo round

Este domingo, Atlético de Madrid recibirá a Sevilla en la 28° fecha de La Liga española. En el duelo en el Sánchez Pizjuán de la primera vuelta, el conjunto andaluz ganó 1-0.

En el campeonato español de los clubes terrenales, Atlético de Madrid y Sevilla son Real Madrid y Barcelona. Dos equipos que, lejos de los demás 16 conjuntos del torneo, juegan su propio certamen. Y que se plantean un desafío más consigo mismos que entre sí: el objetivo de ambos es, justamente, seguirles el paso a los dos gigantes de La Liga. Para lograrlo, apuestan a ideas bien distintas de la mano de sus entrenadores Diego Simeone y Jorge Sampaoli . Un duelo de estilos que el próximo domingo tendrá su segundo round en el Vicente Calderón.

El único enfrentamiento previo entre los técnicos argentinos se dio el 23 de octubre del año pasado, en la novena fecha del campeonato . Era la recta inicial del certamen y el Atleti llegaba puntero y el conjunto de Nervión, segundo. Mucho se habló en la previa de aquel cruce acerca de las diferencias entre la filosofía futbolística de los DTs , que acababan de rechazar casi al unísono la posibilidad de dirigir la Selección argentina (el Cholo por convicción y Sampa porque acababa de llegar a España). Y todo quedó evidenciado una vez que la pelota comenzó a rodar en el Sánchez Pizjuán.

Entre las muchas formaciones distintas que tiene a mano para utilizar en los distintos partidos, Sampaoli se decidió en aquella ocasión por una línea de tres defensores (Rami, Pareja y Mercado), N'Zonzi como único mediocampista de contención, Mariano y Escudero para el ida y vuelta por las bandas, Nasri en la conducción, Franco Vázquez y Vitolo bien abiertos y Vietto como único delantero.

Simeone, por su parte, apostó por un esquema más rígido, diagramado con la idea de anular el juego por afuera del local:  "El juego que está mostrando y desarrollando está siendo muy competitivo, con una idea muy clara, con la apuesta y la valentía de presionar tras la pérdida de la pelota y atacar con bandas muy abiertas", había analizado el técnico colchonero antes del encuentro. Por eso, paró un 4-4-2 clásico, con Koke y Gabi como contención y Ferreira Carrasco y Correa más preocupados por taparles espacios a Vítolo y Vázquez que por ayudar a Griezmann y Gameiro en el ataque.

El juego fue extremadamente táctico. Durante todo el primer tiempo, la férrea disciplina del Atleti no le otorgó huecos a las aspiraciones ofensivas de Sevilla. Para el complemento, el Cholo quiso sorprender con una movida ofensiva: sacó a Correa y mandó a la cancha a Gaitán. El equipo andaluz había atacado casi siempre por el sector izquierdo del ataque y el entrenador colchonero buscó invertir la ecuación: la idea era que Mariano y Vítolo tuvieran que pensar más en defender al zurdo que en atacar. No le salió: en lugar de ganar peso en ofensiva, el visitante empezó a dejar espacios.

Así, el dominio sevillista se incrementó, hasta que Simeone volvió a mover las piezas y emparchó la zona con Koke, que se corrió a la derecha con el ingreso de Tiago por Ferreira Carrasco. Con el partido nuevamente convertido en una batalla de estrategias, el local llegó al gol a los 28 minutos en una jugada que debe molestarle hasta el día de hoy al obsesivo DT del equipo de Madrid: tras un lateral en la mitad de la cancha, N'Zonzi (la gran figura del encuentro) rompió líneas, recibió una muy buena habilitación de Vietto ante una defensa extrañamente adelantada y se fue cara a cara para definir ante Oblak.

La expulsión de Koke apenas cuatro minutos después del tanto local terminó de inclinar la balanza en favor del equipo de Nervión, que se quedó con los tres puntos con ese 1-0 y superó en la tabla al Colchonero. Una situación que se sostiene hasta hoy: Sevilla suma 57 puntos y está tercero, cinco unidades por encima del Atleti, que está cuarto con 52. El domingo, volverán a cruzarse. Y será otra partida de ajedrez.

>