Simeone-Koeman, un duelo de los 90

Agencia EFE
·5  min de lectura

Madrid, 19 nov (EFE).- Ahora entrenadores de referencia, Diego Simeone y Ronald Koeman estrenan este sábado un enfrentamiento en el banquillo que rememora la década de los 90, cuando el argentino, en el Atlético de Madrid o el Sevilla, y el holandés, en el Barcelona, compitieron sobre el terreno hasta en cuatro ocasiones, con un balance ajustado y favorable para el exfutbolista azulgrana: 2 a 1, además de un empate.

Koeman, el 'Héroe de Wembley' por aquel golazo de falta que le dio la primera Copa de Europa al Barcelona el 20 de mayo de 1992 contra el Sampdoria (1-0) en el mítico estadio inglés, llegó desde el PSV al Barcelona en enero de 1989. Defensa, pero también medio centro, ganó cuatro Ligas y una Copa del Rey de azulgrana hasta su adiós en el cierre del curso 1994-95, rumbo al Feyenoord de su país.

Simeone, siete años menor que Koeman -él tiene 50 y el holandés 57 en la actualidad-, surgió en la Liga española en 1992, contratado por el Sevilla de su compatriota Carlos Bilardo desde el Pisa italiano. También le dirigió Luis Aragonés en el club andaluz, en el que militó de 1992 hasta 1994. "Cuando estábamos en Sevilla, apareció la posibilidad de venir al Atlético, hablé con él en su despacho. 'Luis hay esta posibilidad' y él me respondió: 'y qué está esperando usted para ir'", ha contado el argentino. Fichó por el Atlético... E hizo historia: 'doblete' de Liga y Copa en 1995-96.

Cuatro veces se enfrentaron en España Koeman y Simeone sobre el césped. Dos con el argentino en el Sevilla. Las dos fueron en 1993-94, con un empate sin goles en el Ramón Sánchez Pizjuán y la victoria del holandés en el Camp Nou por 5-2, aunque el defensa partió como suplente. Sí fue titular en ambos el internacional 'albiceleste'.

4-3 Y 1-4 EN EL CAMP NOU

Y dos con el Atlético de Madrid. Una fue en la Liga, en el curso 1994-95, el último de Koeman en el Barcelona. El 8 de octubre de 1994 en el Camp Nou, con el holandés en el centro de la defensa azulgrana, junto a Ferrer, Abelardo y Sergi, y con el argentino en el medio campo rojiblanco, junto a Caminero, Vizcaíno y Pirri, el Barcelona se impuso por 4-3 en un partido trepidante entre ambos.

El 1-0 lo anotó Romario; el 1-1 fue de Pirri; el 2-1, sólo con 33 minutos jugados, de Pep Guardiola; el 3-1, de Hristo Stoichkov, a servicio precisamente de Koeman; el 4-1, en el 77, de Romario; el 4-2, ya en el 80, de Kiko, y el 4-3, en el 86, del 'Tren' Valencia.

Ganó el Barcelona al Atlético. Y venció Koeman a Simeone. Habían sostenido un cruce de declaraciones antes del encuentro, a raíz de una dura entrada del holandés sobre Gustavo Poyet en el Zaragoza-Barcelona de la jornada anterior que no supuso su expulsión, tal y como había criticado el jugador argentino. "El gran número de tarjetas que le mostraron la pasada temporada no le convierten, precisamente, en el más indicado para hablar de deportividad", contestó Koeman a Simeone en la víspera de aquel encuentro.

El otro duelo entre ambos con los dos en el campo, el 7 de febrero de 1995, lo ganó Simeone. También fue en el Camp Nou, pero en la Copa del Rey. El resultado, en los octavos de final, fue rotundo: 1-4. Y eso que el Barcelona de Cruyff marcó primero, por medio de un cabezazo de Abelardo. Además, en tan solo dos minutos.

El 1-1 lo aportó Simeone, al transformar un penalti al cuarto de hora del encuentro, que además supuso la expulsión con roja directa de Julen Lopetegui, hoy entrenador del Sevilla y entonces portero del Barcelona, tras derribar a Caminero en el duelo individual dentro del área entre el cancerbero y el centrocampista.

El efecto de la superioridad numérica fue transcendente, pero no inmediato. En el descanso, Jorge D'Alessandro, el técnico rojiblanco en aquella cita, dio entrada al delantero colombiano Adolfo 'Tren Valencia' por el lateral Delfí Geli. En el minuto 53 marcó el 1-2, tras regatear a Angoy. Después, Pirri Mori hizo el 1-3 en el 69 y finalmente, de nuevo Valencia, ya en el 89, culminó la goleada.

CUANDO EL ATLÉTICO PRETENDÍA FICHAR A KOEMAN

Fue el último año en el Barcelona de Koeman, que en 1989, cuando fichó por el club azulgrana, también fue pretendido por el Atlético. ¿Pudo jugar de rojiblanco? Las crónicas de la época hablan de tal posibilidad, al menos algún contacto para que eso hubiera podido ser así, pero siempre como una opción mucho más lejana que cercana.

El defensa, por ejemplo, admitió en 1988 una charla entre su padre, Martin Koeman, entonces entrenador del Groningen, y Jesús Gil, el entonces presidente del club rojiblanco, cuando ambos equipos se enfrentaron en la Copa de la UEFA. "Desde entonces no hemos tenido más noticias de él", dijo después el propio Ronald Koeman.

"Si vengo a España iré al Real Madrid o al Barcelona, ya que el Atlético de Madrid queda descartado", avanzó después, ya en diciembre de ese mismo año, cuando aterrizó en Barcelona para recibir el premio 'al mejor deportista de la Comunidad Europea' que entregaba entonces el semanario 'Don Balón'. Un mes después se concretó su fichaje por el Barcelona. 31 años después lo dirige desde en el banquillo.

(c) Agencia EFE