Shin Tae-Yong, el salvador de Corea del Sur

En entrenador tomó el puesto que dejó vacante el alemán Ulrich Stielike apenas a mitad de año.

A pesar de que es un asiduo en los Mundiales, Corea del Sur sufrió de más para clasificar a Rusia 2018, a tal grado que tuvo que despedir a Ulrich Stielike como entrenador a tan sólo dos fechas del final y en su lugar tuvo que llegar de emergencia Shin Tae-Young, quien era asistente del DT alemán.

El estratega de 48 años de edad salvó y llevó a Corea del Sur a su novena Copa del Mundo de manera consecutiva, situación que le valió para continuar de manera definitiva al frente del cuadro asiático.

Tae-Young le regresó a los Taegeuk Warriors el espíritu combativo y la dinámica a un equipo que estaba acostumbrado a sacar provecho y con el que dominó por años su confederación.

A pesar de que tiene experiencia dirigiendo a clubes, el mayor reconocimiento del estratega es que se hizo cargo de las selecciones menores de Corea del Sur tanto en los Juegos Olímpicos de Río 2016 como en el Mundial Sub 20 que su país organizó.

En ambas competiciones clasificó a la segunda ronda, situación que le dio credibilidad para quedarse al frente del combinado mayor y hacer historia superando la fase de grupos en el Mundial por primera ocasión desde Sudáfrica 2010.