Seth Curry fue el "David" que derrota al "Goliath" de Antetokounmpo

Agencia EFE

Houston (EE.UU.), 17 dic (EFE).- La victoria que los Mavericks consiguieron ante los Bucks de Milwaukee, a pesar de tener la baja de su estrella, el base esloveno Luka Doncic, fue la sorpresa de la jornada en la NBA, porque los de Dallas se encontraron con la aportación del reserva Seth Curry, que fue el "David" que venció al "Goliath" del ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo.

Curry, con 26 puntos, apareció como factor ganador y se convirtió en el héroe del triunfo a domicilio que los diezmados Mavericks lograron por 116-120 ante los Bucks, a los que rompieron racha de 18 victorias consecutivas, la mejor de la liga.

Junto a Curry, que anotó 9 de 15 tiros de campo, incluidos 4 de 8 triples, el ala-pívot letón Kristaps Porzingis también brilló con un doble-doble de 26 puntos y 12 rebotes -10 defensivos-, además de cuatro asistencias.

El base titular Jalen Brunson brilló en la dirección del ataque de los Mavericks al conseguir un doble-doble de 13 puntos, 11 asistencias y cuatro rebotes que también fueron decisivos.

La combinación de Curry, Porzingis y Brunson hizo posible que los Mavericks no sintiesen la ausencia de Doncic, quien se perdió el partido al estar recuperándose de un esguince moderado que sufrió en el tobillo derecho el pasado sábado ante los Heat de Miami (118-122), en la prórroga.

El entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle, confirmó que Doncic mejora de su lesión, pero no estará listo para el partido del miércoles cuando en su campo del American Airlines Center de Dallas se enfrenten a los Celtics de Boston.

Doncic, de 20 años, tercero en la lista de máximos encestadores de la liga, tiene promedios de 29,3 puntos en lo que va de temporada y es líder con ocho triples-dobles.

La victoria dejó a los Mavericks con marca de 18-8 y líderes de la División Suroeste, medio juego de ventaja sobre los Rockets de Houston (18-9), que también ganaron por 109-107 a los Spurs de San Antonio.

Esta vez el ala-pívot estelar de los Bucks, Antetokounmpo, lideró a los Bucks con un doble-doble de 48 puntos y 14 rebotes, pero contó con poco apoyo de sus compañeros, además de sufrir la ausencia por lesión del base titular Eric Bledsoe.

Los Bucks perdieron por primera vez desde el pasado 8 de noviembre cuando fueron superados por los Jazz de Utah (100-103).

La racha ganador de los Bucks era la más larga de la franquicia desde 1970-71, cuando lograron 20 victorias seguidas, con un plantel que incluía a los legendarios pívot Kareem Abdul-Jabbar, conocido entonces como Lew Alcindor, y al base Oscar Robertson.

La derrota también le costó a los Bucks (24-4) perder el liderato de la liga, que compartían con Los Angeles Lakers (24-3), que tuvieron jornada de descanso.

Esta vez si, la combinación del base Russell Westbrook y el escolta James Harden funcionó, aunque tuviese que esperar al cuarto periodo cuando ambos fuesen decisivos con acciones individuales que permitieron a los Rockets vencer 109-107 a los Spurs de San Antonio.

Westbrook aportó un doble-doble de 31 puntos, 10 rebotes, incluido el último y decisivo del partido, y repartió cuatro asistencias como líder de los Rockets, que volvieron al camino del triunfo después de la frustrante derrota del pasado sábado ante Pistons de Detroit.

Mientras que Harden aportó otros 28 tantos con ocho rebotes y siete asistencias que también ayudaron a los Rockets a completar remontada de 25 puntos que llegaron a estar abajo en el marcador en la primera parte.

De nuevo, el pívot suizo Clint Capela fue el jugador decisivo de los Rockets dentro de la pintura al conseguir un doble-doble de 15 puntos, 15 rebotes, cinco asistencias y tres tapones.

Capela empató su mejor marca como profesional de asistencias y llegó a los 17 partidos consecutivos con al menos 10 rebotes, lo que también le permitió empatar la mejor marca que había establecido en el pasado final de temporada.

La nueva remontada de los Rockets, que tienen ahora marca de 6-1 cuando esta temporada se han decidido los partidos por tres o menos puntos, superó lo que hicieron el 22 de enero de 1977, cuando remontaron una desventaja de 23 puntos y al final ganaron por 110-107 a los Trail Blazers de Portland.

El pívot LaMarcus Aldridge con un doble-doble de 19 puntos, 13 rebotes -10 defensivos-, cuatro asistencias y una recuperación de balón fue el líder del ataque de los Spurs que tuvieron a seis jugadores con números de dos dígitos.

El ala-pívot camerunés Pascal Siakam reivindicó de nuevo su condición de líder indiscutible y jugador franquicia de los Raptors de Toronto al aportar 33 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias, en el partido que los actuales campeones de liga ganaron con facilidad por paliza de 133-113 a los devaluados Cavaliers de Cleveland.

El base novato Ja Morant logró un doble-doble de 20 puntos y 10 asistencias y los Grizzlies de Memphis ganaron 118-111 a los Heat de Miami.

El base Damian Lillard se erigió de nuevo en el líder ganador de los Trail Blazers de Portland, que aprovecharon sus 27 tantos y jugada decisiva de tres puntos que definió su triunfo de visitantes por 110-111 ante los Suns de Phoenix, a los que ganaron por undécima vez consecutiva.

En otros resultados de la jornada, Oklahoma City venció 109-106 a Chicago y Washington, de visitante, sorprendió 119-133 a Detroit.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación