"Esto es serio": el mensaje que envían las figuras del fútbol argentino desde Europa en plena crisis por el coronavirus

Cristian Grosso
lanacion.com

"Giovanni tenía razón". La frase llega lacónica a través del celular. Como todo en su vida, Diego Simeone encuentra en el fútbol esa referencia, esos trazos para compartir sus emociones. "Acá estamos, atrincherados en casa; será un trabajo defensivo como equipo y en familia. El 'Flaco' hace días que me lo había anticipado y yo no lo veía. Pero Giovanni tenía razón", repite el entrenador de Atlético de Madrid. El 'Cholo', aislado en su hogar en las afueras de Madrid, relata la enseñanza de su hijo mayor, el delantero de Cagliari, a quien la distancia con el continente por vivir en Cerdeña no le impidió entender la magnitud de la pandemia que provocó el coronavirus. Ayer, en Italia se registró un nuevo récord de muertos y contagios, con números tan impiadosos como alarmantes.

Simeone está encerrado en la comunidad de Madrid desde que el plantel colchonero volvió de Liverpool, tras la resonante clasificación a los cuartos de final de la Champions League. Como otros tantos deportistas, utilizó sus redes sociales para enviar mensajes de concientización: "Desde mi casa los invito a seguir el camino que nos marcan los expertos, cuidándonos y protegiendo a toda la gente que nos rodea. Quedémonos en casa", cuenta, con el hashtag #quedateencasa. En diálogo con LA NACION, no escondió su inquietud por la actualidad y por las proyecciones, con el corazón apuntando a la Argentina. "Tomen precauciones, sigan las reglas", recomienda con ese tono enfático con el que da indicaciones al borde de una cancha. Quizás porque él se demoró en advertir la dimensión del contagio viral, intenta que a nadie más le suceda lo mismo.

Desde su casa de siempre sobre el lago de Como, Javier Zanetti cuida las palabras, pero busca persuadir. "Seamos responsables, la salud de todos está por encima de cualquier otro interés o inquietud. Esto es serio, muy serio. Italia está atravesando días de enorme dolor. Hay que quedarse en familia, en sus casas", subraya el histórico jugador del seleccionado, hoy vicepresidente de Internazionale. "Estamos totalmente recluidos, como corresponde, con Paula -su mujer- y los chicos. Y además, monitoreando permanentemente al plantel, siguiendo a cada jugador", le cuenta a LA NACION Zanetti. Inter, el equipo dirigido por Antonio Conte, hasta el momento no ha tenido ningún positivo de coronavirus, como sí han presentado Sampdoria, Fiorentina y Juventus, por ejemplo.

Ángel Di María se suma desde París. "Estamos en casa, con mi familia, tipo cuarentena. Sin actividad, sin prácticas y sin salir a la calle. Nuestro equipo, ni nadie del cuerpo técnico ni de la institución, hasta ahora, ha reportado síntomas. Lo de Kylian [por Mbappé] fue solo un susto, pero gracias a Dios le dio negativo. Estamos tranquilos, esperando las próximas indicaciones que nos cuente el club", relata el delantero rosarino, que dispone de muchísimas horas libres, un escenario tan infrecuente en la carrera de los futbolistas, siempre atravesada por entrenamientos, partidos, viajes y concentraciones.

Nicolás Burdisso, ex secretario técnico de Boca, viajó a Italia a principios de febrero y regresó el miércoles pasado a la Argentina. ¿Dónde está? Él le detalló a LA NACION sus pasos, por cierto, los correctos. "Cuando el lunes pasado advertí que las medidas que tomaba el Gobierno italiano eran cada vez más restrictivas, decidí regresar. Desde que retorné, estoy encerrado en un campo que tengo en las afueras de Buenos Aires, a una hora y media. Solo, viendo el poco fútbol que se puede ver. Me siento bien, no tengo ningún síntoma, pero lo que corresponde es estar lejos y solo", describe el ex defensor de Internazionale, campeón de la Copa Libertadores y del mundo con Boca y de la Champions con los nerazzurri.

Javier Saviola vive en Andorra, y allí está. "En casa, sin movernos de acá con los chicos. Esto es importante, es un tema para tomar con mucha seriedad", avisa. Don Ángel Cappa, desde España, avisa: "Con mi familia vivimos en el medio de Madrid, una de las ciudades con más contagios, pero estamos todos bien, siguiendo las indicaciones". Esteban Cambiasso se encuentra en Milán. También, en su casa. Relata que están todos bien en familia y, antes de despedirse, se preocupa por dejar algo muy en claro: "Estamos todos en casa tratando de evitar que crezcan los contagios. Por favor, no les hagan caso a los que dicen que esta es una gripe como las otras. No, no lo es", subraya.

Mauricio Pochettino, que no trabaja desde noviembre del año pasado, desde su salida de Tottenham, se encuentra en su domicilio en Londres. Rodeado de algo de incertidumbre, cuenta, por la demora en ciertas decisiones. Vale recordar que la Premier League tenía programado sus partidos con normalidad para este fin de semana, pero al conocerse ya en la madrugada del viernes que el español Mikel Arteta, entrenador de Arsenal, había dado positivo de Covid-19, la Federación inglesa impulsó nuevas resoluciones y un drástico cambio de postura.

La vida se alteró, totalmente. Algunos futbolistas han compartido la noticia de su enfermedad, como los defensores Germán Pezzella (Fiorentina) y Ezequiel Garay (Valencia). Sin dramatismo, lo compartieron en sus redes sociales para abrir los ojos de los más escépticos. "Está claro que 2020 lo empecé con mala pata. He dado positivo de coronavirus, me encuentro muy bien y ahora solo queda hacer caso a las autoridades sanitarias, de momento estar aislado", expresó Garay, ex futbolista de Newell's.

Varios jugadores o integrantes de diferentes cuerpos técnicos, por ejemplo, tenían previsto -y pasajes- venir a la Argentina en el parate de las ligas europeas por la 'ventana FIFA' para el comienzo de las eliminatorias. Esos planes hace días que se esfumaron. Alejandro 'Papu' Gómez, la semana pasada, había sido muy directo en diálogo con LA NACION: "La situación es muy complicado. Las calles de Bérgamo están vacías. Italia está cerrada y es la mejor decisión que podían tomar. Creo que se demoraron, creo que se subestimó la situación. Hasta que entendieron que había que parar al país. Todos a casa, es la única manera de intentar poner un freno".

Y amplió: "Mis chicos ya hace más de 15 días que no van a la escuela, y es lógico. Hay que tomar conciencia. 'Salgo a caminar y voy a dar una vueltita por ahí...', escuchaba. ¡No, no! No es así. Hace unos días estaban todos en las calles acá, una locura. Porque además, no hay más camas, es un caos, no dan abasto los hospitales, están colapsados, y eso es muy preocupante. Tan preocupante, creo, como que la situación va a ir empeorando en otros países", explicó 'Papu', que en las últimas horas sumó otra preocupación: además de Garay, Valencia notificó que otros cuatro integrantes del club, sin comentar sus identidades, dieron positivo. Valencia, el martes pasado, recibió en Mestalla, a puertas cerradas, a Atalanta por la Champions.

Cada jugador de los diferentes planteles se ha llevado a su casa un plan de mantenimiento físico individualizado para seguir durante los próximos 15 días. Paulo Dybala, por ejemplo, ayer mostró en las redes sociales su actividad. Ciertos cuerpos técnicos están analizando, a través de algunas aplicaciones, enviar programas con escenas editadas de partidos para corregir o afirmar conceptos tácticos. Más allá del valor estratégico, especialmente se busca una acción emocional: estemos presentes, estemos juntos, somos un equipo en todo momento más allá, de la distancia física. Algunos clubes están realizando internamente el test del coronavirus, y otros no, salvo que un integrante advierta síntomas que le generen dudas. Entonces sí, el club activa un protocolo.

Nelson Vivas, ayudante de campo de Simeone, vive en Cerro del Espino, en la zona de Majadahonda, en las afueras de Madrid. Está solo, y sabe que seguirá así por bastante tiempo: su familia se encuentra en la Argentina, y ni ellos pueden ir y tampoco él venir. "Las restricciones indican que no puedo salir de la comunidad de Madrid. Hay poca gente en las calles al estar casi todos los negocios cerrados, salvo las farmacias y los supermercados, el lugar donde más contacto podés tomar con la gente. No hay caos ni desabastecimiento. Anteayer anduve 20 kilómetros en bicicleta, y si bien en Madrid hay movimiento, y te encontrás con autos, para lo que estamos acostumbrados a ver, la ciudad está desolada. Desde hoy [por ayer], la policía está más estricta y eso está muy bien", cuenta el ex defensor de Inter y Arsenal.

Y se permite acercar una sugerencia: "Sin caer en el pánico, sería bueno que, viendo lo que ocurre en otros países, se tomen con seriedad los recaudos en la Argentina. He leído que en las últimas horas el Gobierno adoptó medidas más enégicas. El mundo te está mostrando la película que te va a tocar vivir, en tanto y en cuanto no te anticipes. Pensar en el otro, tomar conciencia y no subestimar el tema", enumera Vivas. Un consejo que se parece a un ruego. Con la autoridad de vivir la pandemia en primera persona.

Qué leer a continuación