Sergio Ramos debería renovar en un momento tan complicado

Yahoo Deportes
REUTERS/Sergio Perez
REUTERS/Sergio Perez

No se suceden más que malas noticias para el Real Madrid en las últimas semanas. Tras perder el liderato en el Benito Villamarín y sufrir lesiones complicadas como las de Eden Hazard o Thibaut Courtois, la suspensión del fútbol profesional por culpa del coronavirus vino acompañada de la triste noticia del fallecimiento de Lorenzo Sanz, presidente de la entidad entre 1995 y 2000, y que formó el equipo que levantó la Séptima Copa de Europa de 1998 y la Octava en el año 2000.

Como además las semanas sin fútbol se hacen largas para los aficionados, haría bien el club en dar alguna que otra buena noticia al madridisma.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Los fichajes, más allá de conversaciones previas y negociaciones extraoficiales, deberán ponerse en remojo hasta que se sepa qué va a ocurrir con la competición. Es difícil enfrentarse a una operación de más de 100 millones de euros mientras la mitad de los clubes profesionales están discutiendo rebajas salariales con sus jugadores. Ahora bien, extender el contrato de Sergio Ramos, capitán y líder de una plantilla que ha brindado grandes tardes de gloria al Real Madrid, sería un gesto que no sólo honraría al club, sino que además ayudaría a levantar la moral de la tropa.

El camero, como Luka Modric, terminan contrato en junio de 2021. Eso significa que a partir del 1 de enero del próximo año pueden negociar su traspaso a coste cero a cualquier equipo. Mientras que el croata cumplirá este año los 35 y ha tenido un notable bajón físico tras llegar a la final del Mundial 2018 y sufrir una ristra de lesiones bastante severas, Ramos cumplirá los 34 el 30 de marzo, pero sigue siendo uno de los jugadores más determinantes en su posición.

REUTERS/Juan Medina
REUTERS/Juan Medina

Cuando el capitán de la Selección Española juega centrado son pocos los jugadores que alcanzan su nivel. Defensivamente sigue siendo todo un baluarte, y en ataque además asegura gol. Este año es el encargado de lanzar los penaltis del equipo blanco, por lo que unido a su temible remate de cabeza, se ha convertido en el segundo máximo goleador del equipo tras Karim Benzema.

Como además la apuesta por Eder Militao no parece haber salido bien del todo, el club haría bien en renovar al capitán —él pide dos años de contrato aunque en el club son partidarios de ofrecer sólo uno a partir de los 32 años de edad—y matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, le darían un amplio margen de mejora a Militao, que con 22 años se ha visto ante el reto más difícil de su carrera y no ha sabido contestar de la manera adecuada. Por otro, alegrarían esta larga espera en confinamiento a la masa madridista que está ansiosa por volver a sentir la libertad y, por supuesto, a disfrutar con su equipo cada domingo.

La noticia de que el hombre de la Décima, el gran capitán, prácticamente seguiría en el club de sus amores hasta su retirada, sería seguramente una gran noticia que levantaría el ánimo a muchos y que daría motivos para celebrar al madridismo, a la vez que aseguraría que la defensa blanca seguiría blindada hasta, por los menos, 2023.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación