Serena Williams posa sin retoques y habla sobre el sexismo en el Open de Estados Unidos

<em>Serena Williams aparece en la portada de agosto de 2019 de Harper's Bazaar. [Foto: Harper's Bazaar]</em>
Serena Williams aparece en la portada de agosto de 2019 de Harper's Bazaar. [Foto: Harper's Bazaar]

Serena Williams ha posado usando solamente una capa de oro de Ralph Lauren para una sesión de fotos sin retoques.

Para terminar el conjunto digno de un titular, lleva un par de zapatos con tiras de Christian Louboutin a juego con un brazalete Bulgari.

La deportista de 37 años también aparece usando otros trajes dorados, incluido un vestido de Stella McCartney con lentejuelas, un look ganador para la deportista que tiene 24 trofeos de Grand Slam en su haber.

El resto de las imágenes de la publicación de Harper’s Bazaar, tomadas por el fotógrafo de la boda de la duquesa de Sussex, Alexi Lubomirski, continúa con el tema dorado, ya que la madre de una niña también aparece bailando con un vestido de flecos de Michael Kors.

Pero, aunque Serena luce increíble, lo que hará historia es el artículo que acompaña las fotos en el que se cubre su controvertido partido contra Naomi Osaka, la tenista de 20 años, en el Abierto de Estados Unidos en 2018.

“Últimamente, mi hija es la razón por la que recurro a mi voz y el motivo que me llevó a coger una raqueta de nuevo. El amor infunde vida y una nueva perspectiva en las personas. No se trata de tirar la toalla cuando alguien presenta un desafío; se trata de levantarse cuando has caído, sacudirte el polvo y preguntarte: ‘¿Es lo mejor que pude hacer?’” Lee el artículo completo sobre #SerenaWilliams sin retoques en nuestro número en el enlace de la biografía.

Fotografía de @alexilubomirski
Estilismo de
@menamorado
Peluquería de
@vernonfrancois
Maquillaje de
@tyronmachhausen
#SerenaWilliams viste @lanvinofficial, @davidyurman, @audemarspiguet

Me enorgullece usar mi voz y mis palabras para compartir un artículo sobre los duros sentimientos que experimenté durante un partido que todos podemos recordar. El ensayo y las fotos sin retocar están publicados en @harpersbazaarus. Enlace en la biografía.
Fotografía de
@alexilubomirski
Peluquería de
@vernonfrancois
Maquillaje de
@tyronmachhausen
Estilismo de
@menamorado

Después de llamar al árbitro “ladrón” por darle tres violaciones, Williams perdió la final individual femenina.

La cobertura mediática dada al incidente fue discutiblemente sexista ya que una serie de publicaciones la criticaron por “falta de profesionalidad” y por actuar como “una perdedora rencorosa”.

“Desconsolada” tras la final, la tenista decidió buscar la ayuda de un terapeuta antes de volver a coger una raqueta.

Serena detalla la experiencia en la revista y utiliza la plataforma para “ejemplificar cómo se trata todos los días a miles de mujeres en cada área del mundo del trabajo”.

<em>Serena Williams felicita a la tenista Naomi Osaka por su victoria. [Foto: Getty]</em>
Serena Williams felicita a la tenista Naomi Osaka por su victoria. [Foto: Getty]

“No se nos permite tener emociones, no se nos permite ser apasionadas”, escribió.

“Nos dicen que nos sentemos y estemos tranquilas, algo con lo que francamente no estoy de acuerdo. Es vergonzoso que nuestra sociedad penalice a las mujeres solo por ser ellas mismas”.

La tenista estadounidense también explicó que desde una edad temprana ha sentido la necesidad de expresar su opinión.

“Puede que a algunos no les guste, y para ser honesta, esa es su prerrogativa. Lo respeto”, continuó. “Al ser la menor de cinco niñas, supe que tenía que luchar por lo que quería. Y nunca dejaré de alzar mi voz contra la injusticia”.

Pero después de recibir una carta de Osaka en la que le decía que continuara “innovando” por los demás, Williams supo que tenía que seguir luchando contra el sexismo cotidiano.

“Últimamente, mi hija es la razón por la que uso mi voz, el motivo por el que volví a coger una raqueta de nuevo”, escribió Williams.

“El amor infunde vida y una nueva perspectiva en las personas. No se trata de tirar la toalla cuando alguien presenta un desafío; se trata de levantarse cuando has caído, sacudirte el polvo y preguntarte: ‘¿Es lo mejor que pude hacer?’”.

Danielle Fowler

Qué leer a continuación