Serbia ya vacuna a ciudadanos de otros países porque los suyos no se quieren vacunar

Javier Taeño
·4  min de lectura

La lucha contra el coronavirus sigue su curso y los países se afanan en el proceso de vacunación para intentar conseguir cuanto antes la inmunidad de rebaño

La Unión Europea, por ejemplo, se ha visto muy afectada por la escasa disponibilidad de dosis hasta el momento, pero hay dos países, que no forman parte de la UE pero sí del continente, que están logrando grandes resultados. Uno es bien conocido por todos, Reino Unido. El otro es Serbia.

Ciudadanos extranjeros llegan a vacunarse a Belgrado, Serbia.(Photo by Milos Miskov/Anadolu Agency via Getty Images)
Ciudadanos extranjeros llegan a vacunarse a Belgrado, Serbia.(Photo by Milos Miskov/Anadolu Agency via Getty Images)

Una de las claves que explica el éxito de la nación balcánica es la variedad de vacunas existentes. Además de disponer de dos de las occidentales, la de Pfizer y la de AstraZeneca, también ha adquirido dosis de la rusa Sputnik V y de la china Sinopharm. 

La consecuencia es que ahora mismo Serbia tiene más vacunas que gente dispuesta a ponerlas. Así que ha permitido que residentes de países cercanos como Croacia, Macedonia del Norte, Bosnia o Montenegro puedan desplazarse a suelo serbio para ponerse las inyecciones, provocando atascos en algunas carreteras. 

Un gesto que sin duda los habitantes de estas naciones han agradecido, ya que por ejemplo en suelo bosnio o macedonio, la vacunación apenas ha despegado.

Mientras que el sábado 27 de marzo se administraron 9.600 vacunas a extranjeros en Belgrado; el domingo 28 fueron 8.500. Otras ciudades como Novi Sad o Nis también vacunaron a personas que no son serbias.

El gobierno de Serbia ha presentado esta iniciativa como una oportunidad de impulsar las relaciones comerciales regionales, pero también puede haber un cierto paternalismo detrás. Cabe recordar que hasta los años 90 Yugoslavia se componía por lo que hoy son seis estados (Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia del Norte, Montenegro y Serbia) y un territorio en disputa (Kosovo). La capital de este vasto territorio se encontraba en Belgrado.

Colas de extranjeros para ser vacunados en Serbia. (Photo by Milos Miskov/Anadolu Agency via Getty Images)
Colas de extranjeros para ser vacunados en Serbia. (Photo by Milos Miskov/Anadolu Agency via Getty Images)

De hecho ha habido muchas críticas dentro de territorio serbio a esta forma de proceder de las autoridades. La asociación Unidos contra la Covid, formada por médicos, ha reprochado vacunar a los extranjeros, mientras que no existe un plan para vacunar a los serbios.

“La prioridad debe ser organizar una campaña para la vacunación de su propia población (¡que no existe!) Y luchar sistemáticamente contra las posturas insensatas contra la vacunación en los medios controlados por el gobierno (¡que, tampoco existe!)”, manifestaron en un comunicado.

Además, la asociación señaló que era innecesario que se vacunase en Serbia. Era más sencillo donar las vacunas a los países cercanos y así evitar desplazamientos que pueden ayudar a extender más el virus.

La vacunación en Serbia

Gracias a la disponibilidad de varias vacunas, el ritmo de vacunación en Serbia ha sido alto. Hasta el momento, el país ya ha administrado 2,2 millones de dosis (la población es de aproximadamente 7 millones), según los datos de Our World in Data. Esto significa que se han puesto 34,15 inyecciones por cada 100 personas, más del doble que en España (16,1).

El problema es que hay dosis suficientes para todos, pero existe mucha gente todavía que tiene dudas sobre ponérselas. La situación llega hasta el punto que no se encuentran suficientes personas para recibir la vacuna.

Con el objetivo de acabar con las dudas, el propio presidente, Aleksandar Vucic ha dado un discurso televisado en marzo para pedir a los habitantes del país que se vacunen, pero de momento con poco éxito.

Actualmente el 20% de la población ha recibido al menos una dosis y un 13,5% tiene la pauta completa. Unos números muy buenos, pero todavía insuficientes para alcanzar la inmunidad de rebaño. 

Así, los casos no terminan de bajar y Serbia se encuentra en mitad de la tercera ola y sigue reportando unos 4.000 casos diarios, cifras muy elevadas teniendo en cuenta su población. Además, el número de fallecimientos sigue siendo muy alto y apenas ha dado respiro desde que empezó la segunda ola a principios de noviembre de 2020.

Los contagios en Serbia continúan en cifras altas (Worldometers.info)
Los contagios en Serbia continúan en cifras altas (Worldometers.info)

Por tanto, Serbia se enfrenta a un importante problema. Mientras que la popularidad del país en el extranjero va en aumento gracias a las vacunas, las autoridades necesitan convencer a sus habitantes de la importancia de las dosis. De lo contrario, el coronavirus seguirá causando estragos.

EN VÍDEO I Exige la vacunación de las personas con Síndrome de Down mayores de 40 años porque son tan vulnerables como las de 70

Más historias que te pueden interesar: