¿Será que Zlatan quiere ir al Mundial tras año y medio retirado de la selección?

En el fútbol hay conceptos impepinables como los de evitar dar pases atrás en defensa, despejar a los lados en lugar del al centro o no protestar más de la cuenta al árbitro. Si Zlatan Ibrahimovic ejecutara todos ellos partido tras partido, no importaría, porque él seguiría siendo una fuerza sobrenatural, única e inigualable del balompié. Y si no, que le pregunten a él mismo.

Zlatan Ibrahimovic no deja indiferente a nadie.

La célebre frase que Pep Guardiola le dedicó a José Mourinho en las semifinales de la Champions League entre el Real Madrid y el Barcelona en abril de 2011 es perfectamente aplicable al ariete: ‘Ibra’ es el (%&*#) jefe, el (%&*#) amo.

Está claro que Zlatan no deja indiferente absolutamente a nadie. La última prueba de ello es su comentario en Twitter, donde no tuvo reparos en escribir:

Somos Zuecia“.

No podía faltar la ‘Z’ de Zlatan, para apropiarse de una palabra que va más allá de las individualidades.

Junto a la frase aparece una foto del equipo sueco tras la victoria de este lunes ante Italia por un agregado de 1-0 para apearles del Mundial de Rusia. Los escandinavos certificaron la clasificación en San Siro e Ibrahimovic no estuvo presente por dos razones.

Por un lado, el ariete de nacionalidad sueca que milita en el Manchester United se recupera desde abril de una grave lesión en la rodilla que le apartará de los terrenos de juego durante toda o casi toda la presente campaña; por el otro, Zlatan anunció su retiro de la selección de Suecia tras el último encuentro de la Eurocopa de 2016 en la que los nórdicos finalizaron últimos de su grupo.

Zlatan Ibrahimovic en la Euro 2016 en el partido entre Suecia y Bélgica.

Por todo eso y más, la publicación del delantero levantó las iras de periodistas y aficionados que le tildaron de narcisista, egocéntrico, egoísta, de ser el centro de atención y hasta de ridículo.

Las contestaciones no se hicieron esperar:

“Espero que Zlatan regrese de su retiro internacional de la manera más vergonzosa y ostentosa de narcisismo posible y que luego no le convoquen“, afirmó un usuario.

Esta fue tan sólo una de las cientos de perlas que se ganó Ibrahimovic después de su controvertido tweet en el que se apropió de la palabra Suecia antes de incluso darle la enhorabuena a sus compañeros tras la gesta.

Para muchos, Suecia está jugando más liberada sin la presencia del delantero, cuyo carácter eclipsó al equipo durante años. En su última aparición con la selección durante la Euro 2016, Ibrahimovic no anotó un solo tanto y tan sólo tiró en una ocasión a puerta. A pesar de ello, sigue siendo el máximo goleador de la historia de la selección.

Aunque el mensaje de Ibrahimovic sugiera que el futbolista ha cambiado de opinión en su deseo de viajar a Rusia, el actual director técnico, Janne Andersson, tiene las ideas demasiado claras.

Para Andersson las cosas parecen estar más que claras y si éstas no cambian, Ibra verá el Mundial más desde lejos que desde cerca. Y es que, al delantero, le hará falta más que una simple ‘Z’ para convencer a un técnico nacional que no aceptará tan fácilmente que el ariete se retirara cuando las cosas iban mal y que ahora se aliste cuando la vida sonríe a Suecia.