Puede ser la última oportunidad para muchos: Javier Aquino

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 21 (EL UNIVERSAL).- No es que sea una obligación, pero a los Tigres les urge este título en la Liga de Campeones de la Concacaf para cerrar su década dorada.

Son cinco campeonatos de Liga MX, una Copa MX y un Campeón de Campeones, pero hace falta ese logro internacional, el que cruza fronteras y los manda al Mundial de Clubes.

"Puede ser la última oportunidad para levantar el título para mí y muchos compañeros. Pondremos el 100 por ciento para conseguirlo y llevarnos el trofeo a Monterrey", comentó Javier Aquino, previo a la final de la Concachampions, ante el LAFC.

A los felinos se les ha negado dos veces este torneo (2016 y 2019), por lo que ahora enfrentan este duelo con aspiraciones de coronarse y quitarse esa malaria.

"Es una motivación como grupo, hemos peleado mucho por esto", añadió el oaxaqueño.

"Cada competición, cada final perdida te deja aprendizajes. El equipo tiene la fe y con ella intentaremos conseguir el resultado", subrayó el capitán, Guido Pizarro.

Para Carlos Salcedo, defensa de los regiomontanos, enfrentarse ante los californianos no es una revancha por los equipos mexicanos a los que eliminaron (León, Cruz Azul y América).

"Nosotros tenemos esa espinita [de ganar un trofeo internacional], pero verlo como desquitar con los últimos tres equipos mexicanos, no lo vemos así", comentó el zaguero.