Por qué no tiene sentido que Ferrari perjudique a Vettel

Jonathan Noble
·6  min de lectura

Después de otro momento complicado en el Gran Premio de Portugal, donde Leclerc clasificó y terminó cuarto mientras que Vettel empezó 15° y llegó a casa décimo, el alemán expresó después cierta frustración por su difícil situación.

Sus comentarios a la emisora alemana RTL fueron interpretados por algunos como una sugerencia de que los dos monoplazas de Ferrari podrían no ser completamente iguales. Ferrari se movió rápidamente, sin embargo, para disipar cualquier sugerencia de que sus pilotos no recibían lo mismo y el jefe de la escudería, Mattia Binotto, dejó claro que no había diferencia en el equipamiento.

"Los autos de Seb y Charles son idénticos, sin duda", dijo a Sky Italia.

Vettel fue presionado más tarde sobre el tema específico de si pensaba que los coches eran diferentes o no, y no fue del todo definitivo al descartar la idea.

"Bueno, creo que tengo que pensar que tenemos el mismo auto y creo que confío en la gente que me rodea y en el garaje", dijo.

También lee:

Binotto a Vettel: esperas más del segundo piloto

Entonces, ¿qué podría estar pasando, y es realmente factible que Ferrari favorezca a uno de sus pilotos y perjudique deliberadamente al otro?

La respuesta a esto es quizás un sí a la primera parte y un no definitivo a la segunda.

Vettel admite que su principal problema con el monoplaza actual es que no puede obtener el rendimiento que quiere de él durante la clasificación el sábado. Entonces, comenzando tan abajo en el orden, sus posibilidades de progresar los domingos son bastante escasas.

Dice que sus problemas de clasificación se desencadenan simplemente por su falta de consistencia y por ser incapaz de "sentir el agarre" que Leclerc es capaz de sentir.

Si observamos las diferencias en clasificación entre los dos pilotos esta temporada, está claro que Vettel se enfrenta a más dificultades a estas alturas de la temporada que al principio.

Aquí hay una mirada sobre cómo le ha ido a Vettel en clasificación respecto de Leclerc en lo que va de año, habiendo sido superado 10 veces en los 12 grandes premios. Los tiempos se toman de las sesiones de calificación completadas por ambos (así que serán comparaciones Q1 o Q2 si uno de los pilotos fue eliminado allí).

Austria    

 Leclerc adelante  +0.283

(Leclerc 7°, Vettel 11°) 

Estiria     

 Vettel  adelante –0.083 

(Leclerc 14°, Vettel 10°)

Hungría    

 Vettel  adelante  -0.043

(Leclerc 6°, Vettel 5°)  

Gran Bretaña    

 Leclerc adelante  +0.912

(Leclerc 4°, Vettel 10°) 

70° Aniversario

 Leclerc adelante  +0.369

(Leclerc 8°, Vettel 11°) 

España      

 Leclerc adelante  +0.215

(Leclerc 9°, Vettel 11°) 

Bélgica    

 Leclerc adelante  +0.265

(Leclerc 13°, Vettel 14°)

Italia  

 Leclerc adelante  +0.708

(Leclerc 13°, Vettel 17°)

Toscana     

 Leclerc adelante  +0.534

(Leclerc 5°, Vettel 14°) 

Rusia   

 Leclerc adelante  +0.370

(Leclerc 10°, Vettel 14°)

Eifel

 Leclerc adelante  +0.498

(Leclerc 4°, Vettel 11°) 

Portugal   

 Leclerc adelante  +0.552

(Leclerc 4°, Vettel 15°) 

Vettel y Leclerc estuvieron muy igualados al principio de la temporada (aparte de Silverstone donde Vettel tuvo un problema específico), pero a medida que ha pasado el año la brecha entre ellos se ha hecho más grande.

Cualquier sugerencia, sin embargo, de que esto se debe a que Ferrari está perjudicando deliberadamente a Vettel porque se va del equipo es una tontería, ya que sería perjudicial para las ambiciones de la escudería.

Debido a la difícil campaña de Ferrari hasta el momento, en la que ha sufrido especialmente en pistas como Spa y Monza, ha caído en el campeonato de constructores.

En este momento se encuentra en el sexto lugar de la clasificación y hay una gran cantidad de dinero en juego en su lucha hasta el final de la campaña.

Además:

Red Bull no piensa en reemplazar a Albon este año AlphaTauri mantiene a Pierre Gasly para la temporada 2021 Imola será sin aficionados tras orden del gobierno de Italia

Está a 33 puntos del tercer puesto que tiene Racing Point a falta de cinco carreras, por lo que todavía tiene posibilidades de llegar allí si consigue que ambos autos sumen puntos regularmente.

Como los ingresos por derechos comerciales de la F1 dependen únicamente de la posición en la que los equipos terminan en el campeonato de constructores, entonces cada lugar que una escudería pueda ganar vale millones de dólares cada año.

Incluso para un equipo bien financiado como Ferrari, la diferencia de alrededor de 10 millones de dólares que habrá entre terminar sexto en el campeonato y terminar tercero es algo que hace una gran diferencia.

La desventaja de terminar sexto al final del año es enorme, por lo que es ilógico creer que el equipo haría cualquier cosa para obstaculizar deliberadamente uno de sus coches.

Pero puede haber una explicación alternativa de por qué Leclerc y Vettel están rindiendo de forma tan diferente aunque en teoría tengan el mismo coche y está en un estilo de conducción individual.

Desde que Leclerc y Vettel han trabajado juntos, ha sido un secreto a voces que tienen estilos de conducción bastante diferentes.

Vettel es un piloto que prospera cuando la parte trasera del coche está firmemente plantada: lo que explica por qué fue tan bueno en la era de los difusores de la F1.

Se destaca cuando tiene fe en que la parte trasera se va a pegar; ya que eso le permite aprovechar su deseo de simplemente frenar tarde, girar el coche, apuntar a la salida y acelerar.

Carecer de esa estabilidad, especialmente al frenar o en la fase de salida, con los actuales coches superpesados de F1, perjudica a Vettel más que a otros pilotos.

Leclerc, por otro lado, es mucho más tradicional y más adaptable. Él puede empujar un monoplaza como Max Verstappen; conduciendo alrededor de las inconsistencias en el comportamiento. También aprendió a aprovechar mejor el tipo de subviraje que tiene la maquinaria moderna de la F1.

Tener tal diferencia de estilo entre dos pilotos le da a un equipo dos opciones: o bien tratar de encontrar un compromiso que les convenga a ambos, o bien dirigirse en una dirección que le convenga más a uno de ellos.

Por lo tanto, si eres un equipo en el que uno de tus pilotos es clave para tu futuro, y uno de ellos se va, es lógico que tu atención vaya en una dirección.

El domingo por la noche en Portugal, Leclerc ofreció una respuesta interesante cuando se le preguntó su opinión sobre el paquete de actualizaciones que el equipo ha introducido en las últimas tres carreras.

"Me siento bastante a gusto con el auto en este momento", dijo. "Hemos traído algunas actualizaciones, pero fueron en la dirección correcta para mi estilo de conducción. Y esto me ayudó a rendir mejor en las pistas".

Esto puede ofrecer la mejor respuesta a lo que está sucediendo en Ferrari en este momento: que el auto ha sido desarrollado en una dirección que se adapta perfectamente a Leclerc, porque es visto como el futuro del equipo, por lo que tiene perfecto sentido para sus ambiciones de cara a 2022.

Para Vettel, eso significa que puede que no haya una forma fácil de cambiar las cosas en las pocas carreras que quedan este año.

Pero, sigue siendo de interés para Ferrari tratar de ayudarlo tanto como pueda en esa lucha por el tercer lugar y los millones de dólares que están en juego.