El Senado paraguayo ratifica ley de uso medico de cannabis que vetó el Ejecutivo

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 5 nov (EFE).- La Cámara Alta rechazó este jueves el veto pronunciado por el Ejecutivo al proyecto que meses atrás fue aprobado por el Congreso, que despenaliza la tenencia, cultivo y procesamiento del cannabis para exclusivo uso medicinal.

La objeción al veto del mandatario Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, fue aprobada con 26 votos tras una serie de exposiciones en las que se cuestionó el argumento del Ejecutivo, de que el proyecto de ley violaba tratados internacionales en la materia.

Al respecto, el senador Antonio Apuril, del Partido Hagamos, dijo durante la sesión que la ley, de ser aprobada, servirá para un mejor control de la producción local de aceite de cannabis, al involucrar al Ministerio de Salud Pública y a la Secretaría Nacional Antidrogas.

Apuril se refirió además a la solicitud del Observatorio Paraguayo de Cannabis de rechazar ese veto, según informó un comunicado de prensa de la Cámara Alta.

En el lado opuesto se posicionó el senador Fernando Silva Facetti, del Partido Liberal, el mayor de la oposición, quien se mostró a favor de una liberación controlada del producto, pero en contra de un autocultivo sin control de calidad.

La objeción fue remitida a la Cámara Baja para su tratamiento.

La despenalización del uso del cannabis para fines medicinales es una de las banderas de organizaciones civiles como el colectivo Mamá Cultiva, que tiene participación en diferentes países de Latinoamérica.

El grupo promueve desde hace años la reglamentación del cultivo y utilizar las propiedades de la planta para atenuar las enfermedades de sus hijos y ofrecerles una mejor calidad de vida.

Paraguay es el principal productor de marihuana de Sudamérica, y la compraventa y producción de esta planta es ilegal.

En octubre del pasado año la Justicia elevó a cinco años la pena de cárcel por elaborar aceite de cannabis en su domicilio a Édgar Martínez, protagonista de un proceso judicial que reabrió el debate público y político en el país sobre el consumo de marihuana como un remedio medicinal.

Martínez fue condenado a dos años y seis meses de cárcel en diciembre de 2017 por la tenencia de 900 gramos de marihuana congelada en su nevera, pero la Fiscalía pidió realizar un nuevo juicio oral para aumentar su pena, que se determinó cumpliera en arresto domiciliario.

(c) Agencia EFE