Las semifinales ofrecen un par de clásicos

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 14 (EL UNIVERSAL).- Es viernes de clásicos locales y de semifinales de ida en la Liga Femenil MX.

Por la tarde, el Atlas recibe al Guadalajara en el estadio Jalisco, en busca de aprovechar la localía y sacar ventaja ante el segundo lugar de la clasificación. El proyecto rojinegro, con Fernando Samayoa como estratega, ha entregado resultados positivos, pero hoy enfrenta su máxima prueba hasta el momento.

"Ningún partido es igual, menos en estas instancias de Liguilla; no podemos confiarnos, tampoco vivir del pasado, de lo que ya hemos hecho", comentó Ana Gaby Paz, portera y capitana del Atlas, previo al clásico tapatío.

En las Chivas, el entusiasmo está a tope, después de cerrar en la segunda posición de la fase regular y por enfrentarse ante el gran rival de la ciudad.

"Las fortalezas del equipo son la unión, el compañerismo, la actitud, transmitir la pasión sea el partido que sea... no hay debilidades", lanzó la volante rojiblanca Carolina Jaramillo, sobre las ventajas que presenta el Guadalajara para la serie.

Por la noche, es turno del clásico regiomontano, una revancha que quieren las Rayadas sobre Tigres, en lo que fue la última final de la Liga Femenil.

Las felinas se presentan como actuales campeonas y líderes en la clasificación, con el objetivo firme de repetir la corona.

"El respeto por los rivales, intentar trabajar desde el inicio, no bajar los brazos ni claudicar nunca. Eso es lo que el equipo debe mostrar", comentó Roberto Medina, timonel de las universitarias, favoritas para llegar a la final.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.