Semenya promete seguir luchando pero tiene un futuro incierto

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
Imagen de archivo de la atleta sudafricana Caster Semenya durante una prueba de 800 metros en el Khalifa International Stadium de Doha, Qatar.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

LIEJA, Bélgica, 1 jul (Reuters) - Caster Semenya prometió continuar su lucha contra la prohibición que le impide competir en su evento preferido de 800 metros tras fracasar en su intento de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio en distancias alternativas.

La sudafricana de 30 años, bicampeona olímpica defensora en los 800 metros, tiene prohibido competir en cualquier carrera de entre 400 metros y una milla después de que World Athletics dictaminó en 2018 que para garantizar una competencia justa, las mujeres con altos niveles de testosterona natural deben medicarse para reducirlos y poder competir así en carreras de media distancia.

Sin embargo, Semenya, quien se niega a tomar ningún medicamento para alterar sus niveles de testosterona, continuará luchando contra el fallo a pesar de perder varias apelaciones en los últimos dos años.

"La prohibición no tiene ningún sentido. Pero bueno, eso no es asunto mío. Dejaré que las personas adecuadas manejen la situación, seguiré luchando por mis derechos", declaró a la televisión belga tras terminar en cuarto lugar en una carrera de 5.000 metros en Lieja el miércoles.

Semenya ha llevado su caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero es poco probable que ese proceso se complete en un plazo de meses. Mientras tanto, no tuvo éxito en sus intentos por llegar a los Juegos, primero en los 200 metros y luego en los 5.000 metros.

El año pasado probó los 200 metros como alternativa, y bajó su mejor marca personal de 24,26 segundos a 23,49, quedando muy por encima aún de la marca de calificación olímpica de 22,80.

Luego optó por una distancia mucho más larga como los 5.000 metros, ya que dijo que temía sufrir lesiones. No obstante, pese a varios intentos en los últimos tres meses, no logró terminar dentro de la marca de calificación de 15:10,00.

Su último esfuerzo en Lieja el miércoles no habría contado de todos modos, ya que fue después de la fecha límite para las inscripciones olímpicas.

El futuro de Semenya ahora es claramente incierto.

"Por supuesto que espero que la regla cambie. Soy una corredora de 800 metros. No hay duda al respecto. Sigo esperando poder correr en mi distancia preferida, pero ahora mismo mi enfoque está en estar sana, ser una inspiración para los atletas jóvenes. Seguiré luchando por mis derechos", afirmó.

(Escrito por Mark Gleeson en Johannesburgo; editado en español por Janisse Huambachano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.