La Selección Mexicana femenil regresa a la CDMX

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 8 (EL UNIVERSAL).- En silencio y evadiendo cuestionamientos, un fragmento de la Selección Mexicana femenil volvió a la Ciudad de México, luego de fallar en su intento por conseguir un boleto para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Christopher Cuéllar, director técnico del combinado, encabezó el reducido grupo que voló desde Los Ángeles y que llegó a suelo nacional con la cabeza baja, un día después de caer 0-4 ante Estados Unidos en el Preolímpico Femenino de Concacaf.

El estratega ha sido fuertemente criticado, tras hilar tres fracasos consecutivos al frente de la escuadra nacional.

En los Juegos Panamericanos de Lima 2019, comenzó la hecatombe, al no alcanzar un sitio en el medallero. Después, las mexicanas sucumbieron en su lucha por clasificar a la Copa del Mundo en Francia y, por último, firmaron la más reciente desilusión.

A pesar de lo anterior, Cuéllar se ha mantenido fiel al discurso de que la consolación es el aprendizaje y, a su arribo a la capital, ni siquiera a ese sermón se apegó; se negó a responder sobre su continuidad en el banquillo o la sensación post-eliminación.

Cecilia Santiago, guardameta del PSV Eindhoven y llamada a ser decisiva en la consecución del pase a Tokio 2020, no tuvo minutos durante el certamen -supuestamente, debido a una lesión-, y la afición se manifestó negativamente con respecto a su falta de actividad, pero la portera optó por la discreción a su llegada al Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Qué leer a continuación