Las sedes de la Copa América Brasil 2021: tras casi un millón de contagios, las cuatro ciudades están al borde del colapso

·10  min de lectura
Una postal famosa: el estadio Maracanã, tan icónico de Rio de Janeiro como el Cristo Redentor y las playas de Copacabana; allí tendrá lugar la final de la Copa América Brasil 2021.
Buda Mendes

Por medio de su cuenta de Twitter, el ministro de la Presidencia, Luiz Eduardo Ramos, confirmó lo que era esperado y la pelota empezará a rodar en Brasil el 13 de junio, para una nueva disputa de la Copa América. Poco después del anuncio, fue el presidente Jair Bolsonaro quien se encargó de revelar las subsedes elegidas hasta el momento: Cuiabá (capital del estado de Mato Grosso), Goiania (Goiás), Río de Janeiro (estado homónimo) y Brasilia (Distrito Federal).

Posteriormente, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ratificó las ciudades divulgadas por el mandatario, y a última hora del martes presentó, también en Twitter, el calendario completo, que incluye los estadios. A la espera de la inminente tercera ola de contagios, las cuatro ciudades-subsede de la Copa América recibirán el torneo con hospitales casi al límite de su capacidad máxima. Sumadas, Cuiabá, Brasilia, Río de Janeiro y Goiania ya confirmaron 976.000 casos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia.

El fixture de la Copa América Brasil 2021

Por esa razón, los gobernadores e intendentes vinculados con las urbes que recibirán a las delegaciones elevaron una serie de exigencias a Conmebol y el gobierno nacional. El requerimiento principal de todas las autoridades es que sean “respetados los protocolos sanitarios contra la Covid”, similares a los que ya son aplicados en la primera y la segunda categorías del Campeonato Brasileño.

La apertura del certamen tendrá lugar en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, con Brasil vs. Venezuela, y la final será el único partido en el estadio Maracanã, de Río de Janeiro. La capital fluminense es la única subsede fuera de la región Centro-Oeste del país, que está formada por tres estados (Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Goiás) y una unidad federal, Brasilia. Según confirmaron desde la organización del certamen, la idea es que las delegaciones transiten la menor distancia total posible; debido a la cercanía entre las subsedes, será más fácil establecer una burbuja sanitaria.

Brasilia: seguridad reforzada por temor a las protestas

El Distrito Federal estuvo desde el principio en los planes de la comisión organizadora como lugar de competencia de esta Copa América. El gobernador Ibaneis Rocha es uno de los principales aliados de Bolsonaro y en la ciudad funciona el Palacio de Planalto, el asiento del gobierno brasileño. “Estamos esperando que la CBF [Confederación Brasileña de Fútbol] nos envíe el cronograma de partidos y les pedimos que las medidas sanitarias sean respetadas”, detalló Rocha, que pertenece al Movimiento Democrático Brasileño (MDB).

El estadio Mané Garrincha fue inaugurado en 1974 y remodelado en 2013, para recibir la Copa de las Confederaciones de ese año y el Mundial de 2014. Fue escenario de la victoria de la Argentina sobre Bélgica por 1 a 0 en cuartos de final por la Copa del Mundo. Y en 2016, sirvió como sede del fútbol para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Actualmente, el Mané Garrincha es administrado por el Consorcio Arena BSB, que garantizó que el campo de juego y todas las instalaciones se encuentran aptas para hospedar los encuentros de Copa América. “Técnicamente hablando, el estadio está listo para recibir eventos con público o sin él”, explicaron los gestores.

Un buen recuerdo le produce el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, a la selección argentina: fue el escenario del 1-0 a Bélgica en 2014, su primer triunfo en cuartos de final de un mundial en 24 años; allí los dirigidos por Lionel Scaloni se cruzarán con Uruguay el viernes 18 de junio y con Paraguay el lunes 21.
Un buen recuerdo le produce el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, a la selección argentina: fue el escenario del 1-0 a Bélgica en 2014, su primer triunfo en cuartos de final de un mundial en 24 años; allí los dirigidos por Lionel Scaloni se cruzarán con Uruguay el viernes 18 de junio y con Paraguay el lunes 21.


Un buen recuerdo le produce el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, a la selección argentina: fue el escenario del 1-0 a Bélgica en 2014, su primer triunfo en cuartos de final de un mundial en 24 años; allí los dirigidos por Lionel Scaloni se cruzarán con Uruguay el viernes 18 de junio y con Paraguay el lunes 21.

En las afueras del escenario y minutos después de la oficialización de Brasilia como subsede, un grupo de estudiantes se manifestó con pancartas que repudiaban la llegada del certamen a la ciudad. “Hagamos como Colombia. No queremos la Copa; queremos las vacunas”, decía uno de sus carteles.

El Distrito Federal suele ser terreno fértil para movilizaciones tanto en favor del gobierno como en contra. Por eso, más allá de la seguridad sanitaria, las autoridades locales y nacionales ya se preparan para afrontar posibles manifestaciones durante la ceremonia de apertura, que se llevaría a cabo en la ciudad el 13 de junio, y en los demás días en que habrá partidos.

Este martes, cuando fue confirmada como subsede, Brasilia registró 22 muertes y 836 casos de coronavirus. Desde el inicio de la pandemia, en el Distrito Federal fallecieron 8692 personas y se contagiaron 406.739. La ocupación de camas hospitalarias reservada para casos de Covid-19 en la red pública está en 84,52%.

En lo deportivo, más allá de recibir algunos encuentros de los conjuntos locales (Gama y Brasiliense, de la Serie D del fútbol nacional, y Brasilia Futebol Clube, de la segunda local), el estadio de la capital federal suele ser utilizado por la CBF para partidos de gran relevancia, como el de la Supercopa que disputaron en abril Flamengo (campeón nacional) y Palmeiras (vencedor de la Copa de Brasil). Además, el “Rubronegro” suele ser local en el Mané Garrincha cuando, por diferentes motivos, no puede utilizar el Maracanã.

Cuiabá: gobernador en favor, intendente en contra

A poco más de 1000 kilómetros de Brasilia hacia el oeste se encuentra Cuiabá, la capital del estado de Mato Grosso, que cuenta con el estadio Arena Pantanal, construido para la Copa del Mundo de 2014 y elegido también para ser escenario de esta Copa América.

Su proximidad a la capital brasileña (además de las variadas opciones de transporte aéreo y terrestre entre ambos puntos) y la buena relación que el gobernador de Mato Grosso, Mauro Mendes, mantiene con Bolsonaro, fueron decisivas para la designación del Arena Pantanal. “La CBF nos garantizó que no habrá público en los partidos y todas las medidas de bioseguridad serán tomadas. Además, no tendremos que gastar ni un centavo”, explicó Mendes. “Será una oportunidad inmejorable de mostrarle Mato Grosso al mundo”, agregó.

Sin embargo, el intendente de Cuiabá, Emanuel Pinheiro, desaprobó la opinión del gobernador y no concuerda con recibir partidos allí. “Estamos en medio de una pandemia. Por respeto a los miles de fallecidos y a los que sufren o sufrieron el coronavirus, no es el momento adecuado para recibir la Copa América”, sostuvo. “Tendríamos que estar poniendo todo nuestro esfuerzo en adquirir las vacunas y en el tratamiento a los contagiados”, apuntó.

El Arena Pantanal, de Cuiabá, fue levantado para el Mundial Brasil 2014; allí, la Argentina cerrará frente a Bolivia su participación en el grupo A, el lunes 28 de junio.
El Arena Pantanal, de Cuiabá, fue levantado para el Mundial Brasil 2014; allí, la Argentina cerrará frente a Bolivia su participación en el grupo A, el lunes 28 de junio.


El Arena Pantanal, de Cuiabá, fue levantado para el Mundial Brasil 2014; allí, la Argentina cerrará frente a Bolivia su participación en el grupo A, el lunes 28 de junio.

Hasta el momento, la Secretaría de Salud de Mato Grosso reportó 409.366 casos confirmados de Covid-19 y 10.984 fallecimientos en el estado. La tasa de ocupación de las unidades de terapia intensiva (UTI) es de 91,12%. Cuando Cuiabá fue anunciada como sede, este martes, hubo una reducción de 4% en las camas de hospital disponibles y, según los especialistas, la situación será aun más grave en la capital del estado durante la segunda quincena de junio.

En cuanto a lo estrictamente futbolístico, el club local Cuiabá Esporte, está protagonizando la Serie A del Campeonato Brasileño por primera vez en su historia, tras terminar cuarto en la segunda categoría en 2020. Fundada en 2001 por el ex futbolista Gaúcho (jugó en Mineiro, Palmeiras y Flamengo), la institución es gestionada bajo el modelo de club-empresa familiar por los hermanos Cristiano y Alessandro Dresch, empresarios de la industria del caucho. El padre, Aron Dresch, es el presidente de la Federación Matogrossense de Fútbol (FMF) y fue uno de los principales gestores para que la Copa América llegara al estado.

Goiania: sorpresa y desesperación

Sin dudas es Goiania, la capital del estado de Goiás, la principal sorpresa entre las subsedes elegidas para la Copa América, ya que no formó parte del cuadro durante el Mundial 2014 ni la Copa América 2019. Sin embargo, recibió el Mundial Sub-17 de 2019, en el cual Brasil se quedó con su cuarto título en la categoría.

Íntimo: Lautaro, el que dejó de ser "un loco" y ahora escucha al Sapo Pepe

La elección a Goiania, ubicada a 207 kilómetros de Brasilia, en el corazón de la región Centro-Oeste, parece ser meramente estratégica. Tanto el gobernador de Goiás, Ronaldo Caiado, como el intendente de la capital, Rogerio Cruz, se mostraron favorables a la realización del certamen en el estado “si se cumple una serie de medidas sanitarias”. “Exigimos que no haya público y que se forme una burbuja para delegaciones, árbitros, prensa y todos los involucrados directa o indirectamente en el evento. Conmebol aceptó”, aclaró Caiado.

No obstante, el secretario de Salud de Goiás, Ismael Alexandrino, encendió una luz de alerta. “Lo hemos discutido mucho, por el hecho de que las delegaciones que llegan son extranjeras. Hemos notado varios rebrotes de Covid-19 en las últimas dos semanas y eso preocupa”, advirtió.

El Olímpico es el escenario elegido en Goiania para cobijar encuentros del certamen subcontinental.
El Olímpico es el escenario elegido en Goiania para cobijar encuentros del certamen subcontinental.


El Olímpico es el escenario elegido en Goiania para cobijar encuentros del certamen subcontinental.

La ocupación en los hospitales del estado se encuentra en casi 89%. En la capital, Goiania, las camas especiales para pacientes con coronavirus están cubiertas en un 75%. “Estamos nadando contra la corriente. Faltan medicamentos y ahora vamos a recibir la Copa América. No se trata de si hay hinchas o no; las delegaciones son enormes y obviamente van a generarse aglomeraciones”, reclamó la médica Ana Carolina de Araújo, quien dice estar “desesperada” desde la confirmación del campeonato subcontinental. En todo el estado hay 611.675 casos confirmados (159.542 pertenecen a Goiania) y 17.617 decesos (4920 en la capital).

A pesar de que tanto Goiás Esporte Clube (Serie B) como Atlético Goianiense (Serie A) pusieron a disposición sus canchas, Serra Dourada y Antônio Accioly, respectivamente, la organización se decidió por el Estadio Olímpico Pedro Ludovico Teixeira, ubicado en el centro de Goiania.

Río de Janeiro: Ciudad Maravillosa... con respirador artificial

A pesar de la negativa inicial del intendente Eduardo Paes, Río de Janeiro, en estado crítico y con un 95% de ocupación hospitalaria, será subsede de la Copa América 2021. Totalizando 326.438 contagios confirmados y 26.437 muertes, la capital fluminense es, entre las cuatro elegidas, la que presenta el cuadro más crítico.

Aun así, varios partidos, incluida la final, se desarrollarán en dos estadios de la ciudad: el mítico Maracanã, donde juegan como locales Flamengo y Fluminense, y el Nilton Santos, la casa de Botafogo. Por ese motivo, los tres clubes se verán obligados a buscar canchas en el interior del estado para afrontar algunas fechas del Brasileirão y los compromisos de la Copa de Brasil, que no se detendrán durante la Copa América.

A propósito de la situación en la Ciudad Maravillosa, los comités científicos del estado y de la ciudad conformados especialmente para combatir el virus dicen no haber sido consultados antes de la confirmación oficial de Río de Janeiro como subsede. “Un evento como éste, aunque no tenga público, sólo contribuye a aumentar el riesgo de contagios, que ya es muy elevado en la ciudad”, dijo Alberto Chebabo, vicepresidente de la Sociedad Brasileña de Infectología e integrante del Comité Científico de la Municipalidad de Río de Janeiro.

El estadio Nilton Santos, o Engenhão, casa del club Botafogo, albergará el único compromiso del seleccionado argentino en Río de Janeiro, contra Chile el lunes 14... a menos que el equipo de Lionel Messi protagonice la final de la Copa América, el 10 de julio.
Buda Mendes


El estadio Nilton Santos, o Engenhão, casa del club Botafogo, albergará el único compromiso del seleccionado argentino en Río de Janeiro, contra Chile el lunes 14... a menos que el equipo de Lionel Messi protagonice la final de la Copa América, el 10 de julio. (Buda Mendes/)

La decisión de aceptar la Copa América en la Cidade Maravilhosa llegó tras una reunión entre Paes, intendente de la capital, y Claudio Castro, gobernador del estado. Tras el encuentro, ambos coincidieron en que la experiencia obtenida en plena pandemia con el Campeonato Carioca, el Brasileirão y las copas internacionales (Libertadores y Sudamericana) era “suficiente para recibir el campeonato de selecciones”. “Si permitimos esos eventos en nuestro estado y está habilitado el funcionamiento del turismo en nuestra ciudad principal, no hay motivos para negarse a la Copa América”, justificó Castro.

A pesar de la “experiencia” mencionada por el gobernador, el estado de Río de Janeiro está segundo en muertes por coronavirus (apenas por detrás de San Pablo), con 51.096 fallecimientos desde el comienzo de la pandemia (5065 cada 100.000 habitantes). Además, la ocupación de camas especiales para Covid-19 en la ciudad ya supera 95% de la capacidad total.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.