Sebastián Vignolo disparó con todo contra Raúl Cascini: “Los futbolistas de Boca ni prefieren hablarle”

·3  min de lectura
Vignolo vs Cascin: el capítulo más fuerte de la disputa
Vignolo vs Cascin: el capítulo más fuerte de la disputa

Un nuevo capítulo se sumó esta semana a la extendida pelea entre el conductor televisivo y relator deportivo Sebastián Vignolo, y el exfutbolista, panelista y actual miembro del Consejo de fútbol, Raúl Cascini. Desde aquel primer reproche del “Pollo” al “Mosquito” por no contestarle las llamadas, en enero último, ha corrido mucha agua bajo el puente. Sin embargo, en las últimas horas, lejos de poner paños fríos a su escalada dialéctica, sumaron más leña. “Yo hablaría menos, mucho menos, y me pondría en el lugar que me corresponde”, apuntó Vignolo.

Una historia de peleas

Días después de aquél primer reproche, el exfutbolista le contestó (sin nombrarlo) en una entrevista con TyC Sports: “Algunas críticas no las entiendo. Sé lo que es Boca, sé que tienen que hablar mucho de este club pero me molesta cuando hay mucha saña. Sabemos lo que es esta institución y cada día se habla más. Lo sé, lo supe mucho más cuando estuve en la televisión”, dijo Cascini en ese momento.

El cruce subió de temperatura cuando Vignolo le pidió “respeto” a su colega. Lo hizo utilizando a su compañero en Pasión por el fútbol, Daniel Montenegro, de interlocutor: “Escuchame, si el día de mañana sos manager de Independiente, y te escribo porque quiero saber cómo estás, respondé. Eso es educación. No te voy a preguntar a quién vas a comprar, porque aparte no movés la aguja”. Y hasta lo chicaneó por un presunto mal desempeño en sus funciones.

“¿Es un disparate?”: el tridente que Sebastián Vignolo pidió para la Selección Argentina en la Copa América

Incluso, el propio Oscar Ruggeri se plegó a las críticas de Vignolo, y resaltó la importancia del “respeto” y la “humildad”, y opinó que en la vida “hay que ser agradecido”. Un rato antes, Vignolo había dicho que su excompañero lo decepcionó “humanamente”. “Es una decepción. Cuando vos tenés una decepción, listo, pasa. Dios dirá, el día de mañana, qué sé yo cómo serán las cosas. Nunca se sabe. (...) Además, ya para la historia de este programa, es algo menor”, señaló allí.

Luego, se sucedieron diatribas dialécticas más elípticas que explícitas por parte de Vignolo (”F90 ya está lleno”, “El señor que tuvimos diez años al lado nuestro decía que llevaba diez refuerzos con él”), hasta este jueves.

Otro round

Sin eufemismos ni filtros, el “Pollo” le dedicó su comentario editorial a Raúl Cascini. “Cuando vos tenés que andar todo el día con el cartelito: ‘miren, yo soy este’. Claramente en algo estás fallando. Yo creo que ahí tienen que resolver. Hay futbolistas de Boca que prefieren hablar con algunos, y con otros no. A otros los respetan, a otros mal, a otros menos, y a otros no los quieren ni ver”, lanzó.

Insólito: Ruggeri no tenía su vestuario y salió al aire con la ropa de Sebastián Domínguez

“Yo cambiaría la forma, el estilo. Por ahí viene de nacimiento, te formaste así. Yo cambiaría porque ya cuando los jugadores dicen: ‘qué fanfarron este, uh este fanfa viene ahora a decir...’”, dijo Vignolo. Después, el relator aseguró que “ya de compadrito” las cosas no funcionan: “Cuando ya te empiezan a ver así jugadores que están dando sus primeros pasos y bien, es porque en algo estás fallando. Una cosa es que se le plante (Juan Román) Riquelme, el mejor jugador de la historia de Boca, que además los jugadores lo miran con admiración, y después, se le planta el resto”.

El tiro por elevación de Sebastián Vignolo ¿a Raúl Cascini?
El tiro por elevación de Sebastián Vignolo ¿a Raúl Cascini?


El tiro por elevación de Sebastián Vignolo ¿a Raúl Cascini?

Además, indicó que no es necesario recordar cómo le pegó a la pelota en la final intercontinental contra el Milan, o dónde “la clavó”: “No hace falta, ya todo el mundo sabe lo que hizo, la vida continúa, está ahí por lo que fue. Ya se metió, ya consiguió lo que quería, está adentro”.

“Sin Messi, le gana cualquiera”: la dura definición de la Selección que dieron en “Fútbol Picante”

Y concluyó: “Yo hablaría menos, mucho menos, y me pondría en el lugar que me corresponde. Cuando el 5 quiere jugar de 10, es un quilombo. Podés ser un buen 5 ahí, calladito, tomando las decisiones que tenés que tomar, tratando de meter un acierto, entregando el banderín cuando viene un futbolista, dando la remera, haciendo el marketing, y nada más. Hay gente que decís: correte, porque hacés lío. ‘Mirá cómo le pegué, mirá dónde la clavé'. Hay futbolistas de Boca, que con Cascini, prefieren ni hablar”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.