Sebastián Vignolo disparó contra Marcelo Tinelli por la crisis en San Lorenzo

LA NACION
·2  min de lectura
Mariano Soso y Marcelo Tinelli, cuando el entrenador aún ilusionaba a hinchas y dirigentes de San Lorenzo
Fuente: Archivo

El conductor Sebastián Vignolo disparó contra el presidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, tras la salida de Mariano Soso como entrenador y les pidió a referentes de la institución que también abandonen el club

Desde hace un tiempo que el vínculo entre los hermanos Ángel y Oscar Romero con el resto del plantel está desgastada, y la dura derrota de San Lorenzo frente a Banfield provocó una fuerte discusión que, incluso, habría llegado hasta los golpes de puño entre dos jugadores.

"Soso es un fenómeno seguramente como entrenador, pero es imposible que le vaya bien cuando te pasan cosas como las que pasan en San Lorenzo. Cosas que, a los tres meses, te cansan y te tenés que ir", dijo Vignolo sobre el presente del Ciclón.

El conductor habló del respeto que siente por los ídolos de la institución que aún trabajan en el club y les pidió que den un paso al costado. "Así no se puede. Yo tengo un gran respeto por quienes manejan el club en San Lorenzo de Almagro, como el "Beto" Acosta, Romagnoli y (Hugo) Tocalli, pero váyanse, si da lo mismo", aseguró Vignolo.

Respecto a ese pedido, Vignolo explicó que lo hizo porque, según él, un día Marcelo Tinelli se cansará de los resultados y les va a pedir que se vayan del club. "A los cuatro o cinco partidos que hay uno que no le gusta, se va. Le paso con Almirón, le pasó ahora con Soso y le va a pasar con el que venga", advirtió el Pollo.

La pregunta de Juanchi Baleirón que hizo tendencia en Twitter a Gonzalo Bonadeo

"No se puede andar a los sartenazos. No se puede andar a las emociones violentas. No se puede, no hay manera, no hay forma", remarcó Vignolo indignado con la actualidad institucional de San Lorenzo.

Copa Libertadores: la osada apuesta entre Cristian Fabbiani y Roberto Leto

En relación a los supuestos hechos sobre lo que pasó luego del último partido, el conductor resaltó: "Si pasó lo que pasó en el vestuario de San Lorenzo, es delicado, porque no se arregla cambiando al entrenador".