Sebastián Mora, de San Juan a Tokio

Agencia EFE
EFE

San Juan, 3 feb (EFE).- Sebastián Mora es uno de los de los refuerzos del Movistar este año. Su debut con su nuevo equipo ha sido en la Vuelta a San Juan en Argentina, de la que regresa "contento y buenas sensaciones" para iniciar una temporada en la que el objetivo principal son los Juegos Olímpicos de Tokio.

Sebastián Mora (Vila-real, 1988) tiene un palmarés que incluye una medalla de oro en el Mundial de ciclismo en pista de Londres en 2016, en la modalidad de Scratch, más otra presea de plata y dos de bronce en pruebas de Madison y Puntuación.

Junto a su inseparable Albert Torres, Sebastián Mora es una de las principales bazas españolas para conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio en ciclismo en pista.

"Los Juegos son el gran objetivo del año, pero sin olvidar la carretera. Estamos ya planificando el trabajo y ver en qué podemos mejorar porque empiezan a estar demasiado cerca", confiesa Mora, ilusionado ante el reto olímpico en la ciudad japonesa.

"Estoy habituado a trabajar con presión, porque además me motiva. Es buena para el día a día de entrenamientos. Me la pongo yo, porque me gusta hacer las cosas lo mejor posible. Espero ilusionar a mucha gente porque esa ilusión es de los últimos cuatro años", señala.

Su fichaje por Movistar se fraguó a finales de año debido a los buenos resultados que tuvo en el campeonato de Europa de pista y en las últimas Copas del Mundo. "Además, en carretera se fijaron cómo trabajaba siempre a favor del equipo y de los líderes".

Para Sebastián Mora, tras su etapa en el Caja Rural-Seguros RGA, fichar por Movistar es "un impulso tras años de sacrificio".

"Llegar a un equipo World Tour, al mejor del mundo y de España, es un paso bastante grande y hay que aprovechar la oportunidad", comenta Mora, que comparte escuadra con otro campeón del mundo, pero de carretera, el murciano Alejandro Valverde.

"Tuve la suerte de conocerlo en concentraciones en Sierra Nevada y debo decir que es muy buena persona, aparte de gran corredor. En Movistar hay un gran ambiente, esto es una gran familia y como profesional tienes más cosas y facilidades que en otros equipos, por lo que eso te ayuda a exigirte y dar lo mejor de ti", apunta.

Después de la marcha del colombiano Nairo Quintana, el ecuatoriano Richard Carapaz y el español Mikel Landa, Movistar "igual se ha resentido de grandes generales, pero inicia una etapa con Marc Soler y Enric Mas, que son nuevas generaciones de ciclistas".

"Es un cambio de dirección y al final el equipo no se va a resentir porque se van a conseguir grandes resultados. Además, está el apoyo de Alejandro, que es el buque insignia, que te pone las pilas y no te hace relajarte", señala.

En la presentación de Movistar en diciembre de 2019, las dos palabras que más pronunció el manager del equipo, Eusebio Unzué, fueron ilusión y futuro.

"Si uno no tiene ilusión para trabajar es muy difícil que haya resultados, porque eso te da la estabilidad de cada día", manifiesta.

Sebastián Mora sigue viviendo en Villarreal, la ciudad en la que se crió. Como deportista tiene una relación muy estrecha con el club de fútbol.

"La relación con el club es muy fuerte. Intento ir cuando puedo al fisioterapeuta y a la Ciudad Deportiva del Villarreal. Me tratan como un jugador más y hablo con los jugadores porque a alguno le gusta el ciclismo", confiesa.

El estadio de La Cerámica está a cinco minutos de su domicilio caminando y cuando puede va al fútbol. Cuando no puede se entera de lo que ocurre con el sonido que le llega a casa. "Estás como metido dentro. Villarreal es muy bonita y tiene la facilidad de que en quince minutos la recorres de un lado a otro. La playa esta a ocho kilómetros, la montaña a diez, la gente es cercana y la temperatura es buena", destaca.

Sebastián Mora siempre ha practicado deporte. "Mi padre corría carreras y en mi casa siempre hubo más bicicletas que balones. En verano siempre quedábamos después de la escuela para montar en bici".

El deportista castellonense comenzó su andadura en el Club Ciclista Sepelaco de Onda. Allí hay un velódromo al que a veces acude para no desplazarse hasta Valencia y sobre el que trata de seguir mejorando para cumplir sus siguientes objetivos. El principal, los Juegos de Tokio.

David Ramiro

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación