Sebastián Méndez: el técnico que pasó de ser la mano derecha de Diego Maradona a volver a Godoy Cruz

LA NACION
·2  min de lectura
Sebastián Méndez fue oficializado como DT de Godoy Cruz: será su segundo ciclo en el club mendocino. El Gallego estuvo al frente del Tomba entre 2016 y 2017, cuando obtuvo el 58,33 por ciento de los puntos: dirigió 19 partidos con 12 triunfos, 3 empates y 4 derrotas.
Fuente: Archivo - Crédito: Manuel Cortina / LA NACION

Sebastián Méndez tiene 43 años, fue un combativo y exitoso defensor y acaba de pasar por unas de las etapas más maravillosas y traumáticas como entrenador: fue el ayudante de campo, la mano derecha, de Diego Maradona en Gimnasia y Esgrima La Plata. Una experiencia que lo marcó a fuego para siempre. Días después de la muerte del número 10, renunció: los códigos de su vida fueron determinante en la decisión, más allá de que el Lobo se quedó huérfano en todos los ámbitos. Ahora, el Gallego recupera la sonrisa: acaba de ser confirmado como técnico de Godoy Cruz, en reemplazo de Diego Martínez, de deslucida y breve campaña.

La bienvenida del Tomba

Será su segundo ciclo en el club mendocino. El Gallego estuvo al frente del Tomba entre 2016 y 2017, cuando obtuvo el 58,33 por ciento de los puntos: dirigió 19 partidos con 12 triunfos, 3 empates y 4 derrotas. Regresa con la intención de sacar del pozo al equipo: cuando vuelvan los promedios, comenzará en la antepenúltima posición. En la Copa Diego Maradona marcha último en el Grupo B de la Zona Complementación, con apenas una unidad. Este martes, Godoy Cruz se enfrentará con Estudiantes de la Plata, en el estadio Malvinas Argentinas, desde las 19:20.

Boca: Riquelme tiene casi todo listo para cerrar una de las bombas del mercado

Sebastián Méndez como DT de Gimnasia ante Huracán, en Parque Patricios, junto con Adrián González.
Fuente: Archivo - Crédito: Manuel Cortina / LA NACION

En abril de 2016, cuando era el entrenador de Godoy Cruz y peleaba por el título, le contó a LA NACION su afecto por la Cordillera. "En Mendoza la gente es muy respetuosa. Trabajamos con una libertad que quisiera tener siempre. Soy el responsable del equipo, no se mete nadie. Los dirigentes ayudan". Y fue más allá: "Godoy Cruz es un club ordenado, cobramos al día, eso en nuestro fútbol es rarísimo. No gasta más de lo que entra, por eso hay que agudizar el ingenio y me parece bien. Incorporamos lo necesario. Godoy Cruz es un gran grupo y de un gran grupo se puede formar un gran equipo".

River, después de Boca: cinco factores de cara a la primera semifinal con Palmeiras por la Copa Libertadores

En los últimos años, Godoy Cruz perdió esa brújula. Con Méndez, que precisa volver a sentirse en plenitud luego del doloroso adiós de Maradona -algo más que un compañero de cuerpo técnico-, justo en un lugar en donde fue feliz.