Sebastián Domínguez, lapidario con Boca: "Como equipo, no funciona"

LA NACION
·2  min de lectura

El panelista de ESPN F90, Sebastián Domínguez, sentenció que, "desde hace tiempo", Boca Juniors "no funciona como equipo".

Diego Díaz se disculpó con Julio César Falcioni: la emotiva respuesta del entrenador

"Lo que tiene Boca en cómo conforma el plantel es que tiene buenas individualidades, pero no ha podido construir un equipo confiable y a largo plazo desde hace tiempo. Y me parece que hay algunas situaciones, que todo este peso, si vos lo cargas individualmente, futbolista por futbolista, es mucho más difícil de traccionarlo que si lo tracciona el equipo", agregó Domínguez en la edición del programa de este jueves.

Luego, el analista de fútbol invitó a ampliar la mirada porque, al margen de los buenos resultados obtenidos en el último tiempo, el conjunto xeneize no tenido un buen rendimiento adentro del campo de juego: "Si vamos al cómo, no te sobró nada; de hecho, creo que en lo que va del año, Boca ganó un sólo partido, y de los demás, empató cinco".

Iker Casillas revivió a una mítica serie de TV de los '80: "Kitt, te necesito"

"A mí me parece que Boca, colectivamente, nunca le encontró la forma de ser algo similar a un equipo, de trabajar como un equipo; a veces, prescindiendo de esa figura individual que hoy tiene, porque tiene a (Carlos) Tevez, tiene a (Eduardo) Salvio, tiene a (Sebastián) Villa. Tiene jugadores que vos no los querés enfrentar mano a mano, pero también por otro lado, sabés que si hoy le corrés, es una complicación para Boca", agregó Domínguez.

Tras ello, el comentarista deportivo sentenció que Boca, "como equipo, no funciona". "Por eso, yo a veces cuando hablo de Boca, hablo de una oportunidad. No lo digo despectivamente, hablo del momento", añadió el exjugador.

Así fue la tierna despedida de Nacho Fernández del perro del predio de River

Finalmente, el exfutbolista reflexionó sobre la gestión dirigencial del club de La Ribera en los últimos años, y acerca de cómo utilizó el dinero: "Boca, a lo largo del tiempo, tiene un superávit económico increíble para lo que es Argentina, pero es como cuando tenés mucha guita en la billetera. (...) Yo, reconozco que, por mi estado de ansiedad, si tengo plata, a veces la quiero gastar. Me parece que boca en el último tiempo gozó de ese bienestar económico, pero no lo aplicó bien. Tal vez, era tener un respaldo a nivel económico a largo plazo muy grande, y tal vez, contratar menos", arriesgó.