Sebastián Domínguez, contundente: “Boca le está faltando el respeto a su historia”

·4  min de lectura
Juan Román Riquelme, en el palco de La Bombonera
LA NACION

La crisis interna que atraviesa Boca Juniors se ve potenciada por algunos resultados futbolísticos y, después del 1 a 2 ante Talleres de Córdoba en La Bombonera, el conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo volvió a estar en el foco de las conversaciones periodísticas. En este contexto, Sebastián Domínguez reflexionó sobre el presente de la dirigencia del club y lanzó una fuerte crítica al respecto.

Diego Valoyes festeja un gol durante el partido que disputan Boca Juniors y Talleres de Córdoba por la Copa Liga Profesional 2021
Mauro Alfieri / POOL ARGRA


Diego Valoyes festeja un gol durante el partido que disputan Boca Juniors y Talleres de Córdoba por la Copa Liga Profesional 2021 (Mauro Alfieri / POOL ARGRA/)

“A mí me ha pasado, a lo largo de este periodo que dejé de jugar, me han llamado de distintos lugares para ver si tenía ganas de dirigir. Y la realidad es, que cuando a mí me llama alguien, yo primero digo que lo tengo que pensar pero los días siguientes me aprendo hasta el nombre del tatarabuelo de cada uno de los jugadores, veo la institución, cómo está conformada, qué núcleo tienen en las inferiores, si es fuerte o no, cuántos jugadores juegan en primera”, empezó Domínguez en su análisis.

Cristian Fabbiani criticó la forma de hablar de algunos entrenadores: “No los hace mejores”

Su introducción fue para más tarde cuestionar la dinámica que se dio en Boca en la elección de los dirigentes y en su posterior consentimiento. “Después, yo si tengo que dar una respuesta o no, el sí o el no mío, el de ‘me interesa o no’, es con un bagaje de decir: ‘Mirá, tomá esto, esto es lo que yo vi de tu club y te digo si me interesa o no me interesa’”, siguió el ex Estudiantes de La Plata.

“¿A quién le reclamás eso, a Riquelme?”, lo cuestionó Diego “Chavo” Fucks, pero Domínguez contestó: “A todos”. “Pero estamos hablando de Boca en particular, ¿vos se lo reclamás a Riquelme?”, insistió su compañero. “A Román, al resto del Consejo, al resto de los dirigentes, que realmente me gustaría saber cuál fue la preparación para hoy dirigir el club más popular de la Argentina”, respondió el comentarista.

El exdefensor central alegó que el Xeneixe es un club que a nivel mundial “tiene una mística especial”. “El que viene de afuera dice ‘quiero ir a La Boca’. Después discutamos, para mí River es el equipo que mejor juega hace tiempo y el proyecto futbolístico me encantaría poder conocerlo desde adentro. Pero me parece que Boca le está faltando el respeto a la historia de Boca”, sentenció respecto de “la gente que hoy está adentro” del club.

Sebastián Domínguez explotó contra la producción de ESPN
Sebastián Domínguez explotó contra la producción de ESPN


Sebastián Domínguez explotó contra la dirigencia de Boca

Cuando terminó su reflexión, Carlos Aimar se dirigió a él: “Te digo una cosa, te felicito, extraordinario todo lo que dijiste, eh. Pero extraordinario”. Sin embargo, Sebastián Vignolo repasó, algo sorprendido: “Me quedé con eso, con que le están faltando el respeto a Boca”.

Al inicio del programa, en su editorial, el conductor había hablado de cómo generar el trabajo en equipo perfecto y habló de cuestiones como la lealtad, la confianza, la comunicación, entre otras cosas. En esta línea, dijo que eso era todo lo que le faltaba al conjunto de Russo y que uno de los peores enemigos de tales valores era el ego.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Yo creo que lo que vos dijiste del ego lo comparto 100% porque ha sido un problema que he tenido yo como futbolista conmigo mismo en los lugares donde estuve, cuando me tocaba salir del equipo, las decisiones que tomaban, cómo entrenaba. Hay un montón de cosas que no demonizan al que se siente de esa manera porque el futbolista de por sí es egoísta, nunca va a entender por qué el equipo juega bien sin él dentro de la cancha”, le respondió Domínguez al Pollo.

No obstante, Vignolo, aún sorprendido por su sentencia, comentó: “Quienes manejan el fútbol de Boca, Riquelme y su Consejo, le meten, le meten...”. “No estoy dudando del cariño, eh”, justificó el exjugador de la selección argentina, pero el conductor siguió: “Sí, sí, demasiado. Le meten horas, le meten dedicación, eh, no es que les da lo mismo y eso me consta”.

“No tengo dudas de que se deben acostar a las tres de la mañana pensando cómo mejorar. Yo lo que digo es que hay una preparación previa, que ahora ya es medio tarde porque estás en el baile, que si yo busco referente por referente del club, yo no sé cuántas patas firmes me dicen ‘mirá, yo soy este, vengo haciendo esto hace cinco años, manejé acá y acá, hice esto así, me preparé'”, contestó Domínguez, en su línea.

Flores de Bach: el secreto de Messi para tener un físico privilegiado a lo 33

Finalmente, calificó a quienes dirigen Boca como “un rejunte de gente que quiere al club” y volvió a llamar la atención de Vignolo. Por último Domínguez opinó: “La confianza está muy emparentada con la lealtad y yo no sé si todos ahí se pueden mirar a la cara, tirar el teléfono arriba de la mesa y decir ‘revisámelo que yo a vos nunca te fallé'. Me la juego 100% que nadie puede hacer eso”.